Este jueves, Día de la Inmaculada Concepción de María, Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes ungió con los sacramentos de la Primera Comunicación y la Confirmación a niños y jóvenes de la ciudad de Managua.

La misa de la Primera Comunicación la ofició el Cardenal en la Catedral Metropolitana de Managua, en donde una cincuentena de niños y niñas especialmente ataviados abrieron sus corazones para recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo en una ceremonia fundamental para todo cristiano católico.

El religioso aseguró que el que estos infantes reciban el sacramento de la Primera Comunión un 8 de diciembre significa algo muy especial, pues es cuando se celebra a la Virgen.

En este sentido, resaltó la figura de María y su significado para el cristianismo, como ejemplo de madre protectora y de fe en Dios.

Por esta razón, el Cardenal llamó a todos los niños a honrar, respetar y querer a sus progenitoras.

Dijo que si bien es cierto que hay niños que no tienen papás, Dios nunca los deja solos.

La eucaristía de la Confirmación la presidió el Cardenal Brenes en la Parroquia Inmaculada, del barrio Altagracia. Ahí diez jóvenes también cumplieron con este deber, a través del cual reafirman su fe y por tanto fortalecen su entrega a Dios.

“Para nosotros es un momento muy hermoso que estos jóvenes puedan dedicar este sacramento a nuestra madre, la Santísima Virgen María”, manifestó Brenes.