La vigilancia de la Policía Nacional para garantizar la seguridad en las carreteras se vio reforzada este fin de semana largo en el que las familias nicaragüenses celebran las fiestas de la Purísima Concepción de María.

En la carretera sur, oficiales de la institución del orden, permanecen vigilantes de que los conductores cumplan con los requisitos de ley para circular y dando recomendaciones, a quienes viajan para disfrutar de las playas.

El comisionado mayor Juan Valle Valle aseguró que este 7 de diciembre no se detuvieron a personas manejando en Estado de ebriedad en Managua, a diferencia del año anterior en el que se encontraron a 120.

“Creo yo que es de felicitar a nuestro pueblo por la cordura, no andar conduciendo en estado de ebriedad, andar conduciendo con su licencia, su circulación, con su placa y no andar en las calles armando alboroto o pleito porque lo que da el alcohol no es grato, no da nada bueno”, precisó.

Asimismo, los conductores abordados señalaron que ésta es una buena iniciativa que contribuye a evitar accidentes que dejen hechos que lamentar.

“Vamos a una finca a trabajar, no vamos al mar pero vamos pasear un poquito ahí un rato. Esto es importantísimo, hay menos accidentes, sobre todo con la gente, los choferes y todo”, afirmó José David Mejía.

“Está muy bueno. Imagínese nosotros medio descansando con la familia y la Policía Nacional en su plena labor. Me parece muy bueno, que reprenda al que no está cumpliendo con las leyes de tránsito”, aseguró por su parte el taxista Daniel Munguía.

El despliegue de la Policía Nacional será permanente durante todos estos días y se está prestando especial atención a las familias que acuden a los balnearios.