El pueblo católico de la ciudad de Granada se sumó a la gran celebración nacional de la Gritería este siete de diciembre fecha en la que se honra a la Santísima Virgen María, la madre de Jesús e intercesora entre Dios y los hombres.

La festividad mariana inicio con el tradicional grito de “¿Quien Causa Tanta Alegría? ¡La Concepción de María!” mismo que fue realizado por Monseñor Jorge Solórzano en las instalaciones de la Catedral, quien a su vez se hizo acompañar de los fieles devotos de la Conchita y entre la algarabía y el estallido de los cohetes dio por iniciada la más hermosa manifestación de fe que viven los nicaragüenses.

"María con su obediencia ha venido a traerle vida al mundo, Eva hizo el nudo de la muerte y entra el miedo al mundo, pero María nos salva trayendo a su hijo Jesús y esa es la alegría por la que hoy la Inmaculada Concepción es celebrada. María trajo la liberación, la salvación y la vida, el motivo de tanta alegría. En Granada tenemos ese amor grande para con la virgen santísima y es ella la que nos hace caminar, hemos sentido su presencia y amor lo cual nos libra del mal y la muerte" expresó.

La Virgen María a través de su bondad ha permitido que la fe traspase el tiempo, pues todas las generaciones de granadinos celebran esta fecha con mucho respeto y amor, sentimientos que son demostrados por quienes participan en la Gritería.

"La celebración a la Virgen es el alma del pueblo por eso debemos promover esta tradición tan bonita que surge desde el corazon de quienes confian en la madre de Dios" añadió.

La Virgen María a través de su bondad ha permitido que la fe traspase el tiempo, pues todas las generaciones de granadinos celebran esta fecha con mucho respeto y amor, sentimientos que son demostrados por quienes participan en la Gritería.

"Todos los años participo en el Novenario a la Virgen y por supuesto en la gran celebración de la Gritería, porque ella es la Madre de nuestro redentor, quien nos brinda salvación, por eso ella es digna de respeto, admiración y todo nuestro amor”, manifestó Amalia Toruño.

Una de las particularidades en la celebración de la Purísima en este departamento de nuestro país es la popular procesión que se realiza en las principales calles de la ciudad, a la que asisten miles de creyentes quienes llenos de fe en sus corazones le cantan y le confían sus peticiones a la imagen de la Virgen María.

"Son muchos los años que tengo de cantarle a la Virgen, lo cual aprendí de mi abuelita y hoy se lo comparto a mis nietos, porque ellos son los que van a seguir con esta devoción y respeto para con la Madre de Dios, quien nos permitió tener a un Salvador" destacó Margarita Mena.

"Los granadinos nos caracterizamos por celebrar a la Virgen con esta procesión, la cual recorre las calles de la ciudad durante los días de Novenario, para nosotros la Gritería es una fecha especial porque todo el pueblo de reúne para honrar a nuestra madre universal y milagrosa, ella ha cumplido muchas de mis peticiones y en pago a lo concedido es que vengo año con año a demostrarle mi amor" dijo Antonio Garcia.

Durante el recorrido la imagen se hizo acompañar de la música de los filarmónicos y el estallido de la pólvora la cual dio mayor realce a la celebración.