La jefatura nacional de la Policía junto a las diversas direcciones celebró a la Madre Santísima la Concepción de María en la Catedral de Managua con una solemne eucaristía y el Santo Rosario, acciones con las que los agentes del orden elevaron sus plegarias a la venerada imagen para que sea ella quien los guarde y los guíe durante el desempeño de sus funciones.

“Hoy estamos celebrando a nuestra Madre, la madre de Dios porque es ella la que siempre está junto a nosotros garantizando la seguridad a las familias, por eso hemos venido a la catedral a celebrarla en el octavo día de su novenario ya que mañana siete de diciembre estaremos atendiendo las necesidades y el llamado de la población” refirió la Comisionada Vilma Rosa González.

Durante la celebración González dijo que, de conformidad con lo orientado por el Presidente Daniel Ortega, la institución estará cumpliendo con el Plan “María con Fervor y Seguridad” en el que desplegarán todas sus fuerzas por los distintos sitios de la capital donde la población celebrará a la Purísima.

“Todas nuestras fuerzas policiales estarán trabajando en función de brindar seguridad a las familias, desde la dirección de vigilancia y patrullaje, así como la activación de la línea 118 la que estará atendiendo de manera inmediata las emergencias. El llamado es a los padres de familia a que nos colaboren a través del cuido de sus niños, que no hagan manipulación de pólvora en estado de ebriedad y sobre todo acatar las recomendaciones de los agentes” añadió.

En la actividad religiosa los agentes se hicieron acompañar de sus familiares con quienes comparten la fe y el amor hacia la Madre de Dios y en conjunto hicieron peticiones especiales a la Reina del Cielo.

“Es una tradición que desde mi familia hemos venido siguiendo y hoy que mi institución celebra a la virgen también nos hemos sumado, junto a mis hijos hemos venido a pedirle que nos brinde unión familiar y un próspero año nuevo” manifestó la Sub Comisionada Gloria Castillo.

“Celebrar a María es una muestra de amor y agradecimiento, los nicaragüenses somos muy devotos a la virgen y por eso estamos acá cantándole y orándole para que sea ella quien nos guíe y proteja” finalizó Mercedes Doña.