Alegres y satisfechos se encuentran los comerciantes de los diferentes mercados de la capital, con las buenas ventas de los productos alusivos a La Gritería, en honor a Nuestra Madre Santísima Virgen María, que se estará celebrando con fervor y júbilo este 7 y 8 de diciembre en toda Nicaragua.

Un equipo periodístico de El 19 Digital recorrió algunos de los mercados más populares de Managua, y pudo constatar el gran movimiento del comercio de estos productos tradicionales que conforman la famosa gorra de La Gritería.

El comerciante de flores, Ariel López, indicó que desde hace una semana este flujo de personas que compran productos alusivos a La Purísima, se viene incrementando; pero particularmente este 6 de diciembre se ha triplicado el número de familias que adquieren estos productos.

"Para que las familias decoren sus altares, hemos estado ofreciendo ramitas de madroños con accesibles precios, a 5, 10, 20 y 40 córdobas. Tenemos el pastor combinado con la pascua, a tres ramos por 20 córdobas; tenemos palmas entrenzadas a 200 córdobas el par", dijo el comerciante del Mercado Carlos Roberto Huembes.

El capitalino, Julio Lacayo, valoró que los precios de dichos productos están favorables, y sobre todo que son productos frescos, como limones, naranjas, cañas de azúcar, que son las frutas que tradicionalmente se reparten en Las Purísimas.

"Además de frutas, hay gran variedad de flores para arreglar el altar de Nuestra Madre Santísima. Hay que celebrar la Purísima con devoción y alegría, y unirnos como gran familia católica que somos", sostuvo.

En el sector de Las Cajetas, del Mercado Carlos Roberto Huembes, los comerciantes también reportaron muy buenas ventas, en relación a los dulces tradicionales que se regalan en estas fiestas marianas.

"Estamos muy alegres porque se nos ha vendido gran parte de la mercadería que teníamos en inventario. Estamos vendiendo coyolitos, cajetas de leche y de coco, churritos, gofios, y otros dulces", dijo Martín Gutiérrez, comerciante de este sector.

Danelia Alvarado, habitante de la Colonia 10 de junio, expresó que este año los comerciantes se pusieron las pilas, ofertando los productos de la Gritería a precios más accesibles.

"Lógicamente que uno siempre anda rebuscando buenos productos y buenos precios, para dar una buena gorra en la Gritería. Gracias a Dios y al Gobierno, que se han abaratado algunos productos de la Purísima. Ahorita estoy asombrada de ver que hay más productos que en años anteriores y más posibilidades de poder comprar", manifestó.

Refirió que La Purísima es una celebración que nace desde nuestros ancestros, y que ahora le inculca a sus hijos e hijas, partiendo que la Virgen María, Madre de Dios, nos bendice, nos protege y nos guarda.

"Yo compré unas panitas, unos pichelitos que son alusivos a la Virgen. Con los precios que hay, hoy en vez de comprar cien panitas, podemos comprar hasta 120. Y eso hace que demos más cosas en la Purísima y que la Purísima no la cerremos antes de las 12 de la noche", dijo esta capitalina.

Vendedores de los juguetes populares de la Gritería, como escobitas, pitos, matracas, indios y carritos, expresaron que este 2016, la Virgen María les trajo mayores bendiciones, porque han logrado vender gran parte de sus productos.