Una delegación del Barco de la Paz de Japón que vendrá a Nicaragua en dos ocasiones el próximo 2017, se reunieron con autoridades de la Empresa Portuaria Nicaragüense (EPN) para ir trabajando en las actividades que se desarrollarán durante ambas visitas.

La delegación japonesa es integrada por Leo Hiroshi Kusafuka, Coordinador Internacional del Barco de la Paz, Noriko Shiina y Mioko Tokiwa, y se reunieron con el presidente ejecutivo de la EPN Virgilio Silva, la Ministra de la Familia Marcia Ramírez, entre otros funcionarios que trabajaran para que las visitas programadas para el 28 de junio, y 29 y 30 de octubre del 2017.

“Estos hermanos ya tienen mucho tiempo de viajar por el mundo pregonando la paz y están muy contentos por venir a Nicaragua, porque cada vez que vienen a nuestro país, se van muy contentos por el recibimiento que les da el compañero presidente Daniel Ortega, la compañera Rosario Murillo y el pueblo en general”, dijo Silva.

Añadió que después que en las ciudades japonesas Hiroshima y Nagasaki explotó la bomba nuclear lanzada por Estados Unidos, el pueblo de Japón ha venido pregonando la paz y rechazando la guerra.

“Japón quiere la paz, el mundo quiere la paz, Latinoamérica quiere la Paz, Centroamérica quiere la paz y ese es un mensaje que estos hermanos traen al mundo”, manifestó Silva.

Hiroshi brindó una amplia explicación del trabajo que realiza el Barco de la Paz, llevando mensaje de amor entre los pueblos, así como programas sociales para estudiantes.

También aprovechó para entregar a Silva una carta del presidente del Barco de la Paz Yoshioka Tatsuya, dirigida al Comandante Daniel Ortega, en la que lo felicita por el triunfo electoral de las elecciones de noviembre pasado.

Hiroshi también presentó una propuesta de actividades a realizarse durante las visitas, entre estos intercambios culturales, juegos deportivos, exposiciones sobre la Revolución Sandinista y un Festival de la Paz.

Afirmó que cada vez que el Barco de la Paz viene a Nicaragua, se lleva bonitos recuerdos por el calor humano del pueblo, pues es “el único país que nos recibe con muchas personas en el puerto, con mucho amor, con mucho cariño, con mucha esperanza y eso lo sentimos como que estamos en casa”.

“Nuestra organización busca la paz y llevamos el mensaje de la paz en el mundo, y pensamos que Nicaragua es uno de los países donde reciben más nuestros mensajes y el gobierno del comandante Daniel nos ha apoyado muchísimo con nuestro proyecto de paz, por ejemplo sobre el tema del desarme nuclear”, exclamó Hiroshi, agradeciendo al Gobierno Sandinista por recibir el Barco de la Paz.

En sus palabras finales, Leo dijo que el Barco de la Paz invita a un ciudadano nicaragüense a ser pasajero para que tenga la experiencia y sea testigo del mensaje que brindan al mundo.

En el Barco de la Paz viajan un poco más de 1000 personas, de estas el 90 % son japoneses y el resto de otras nacionalidades. El Barco de la Paz vino a Nicaragua por primera vez en 1990 y desde el 2007 a la fecha han atracado en Puerto Corinto en 2 ocasiones.