Durante la pasada semana 14 productos alimenticios de nuestra canasta básica mantienen estables sus precios, sobresaliendo la carne de res y de cerdo que lleva 8 semanas consecutivas sin incremento. Otros 4 productos disminuyeron y 6 sufrieron un leve incremento.

De acuerdo a un informe brindado por el Ministro de Fomento, Industria y Comercio, (MIFIC), compañero Orlando Solórzano, productos como el arroz (C$11.05), azúcar (C$12), frijol rojo (C$13.55), maíz (4.90), aceite a granel (31.80) aceite sellado (44.10), pollo entero (libra a 34.15), posta cerdo (libra 68.50), pierna pollo (libra 35.70), muslo pollo (libra 35.90), posta de res (C$ 76.30 por libra), zanahoria (10.30), pan y el plátano, mantiene sus precios con respecto a la semana pasada.

De los que disminuyeron sus precios se encuentra el frijol negro que pasó de 9.75 córdobas a 9.50, mientras el queso seco pasó de 45.5 a 44.2, el repollo de 4 a 3.85 córdobas y el tomate experimentó una baja de 7.65 a 7.30.

Los que aumentaron su precio, de acuerdo al dato proporcionado por el Ministro Solórzano, se encuentra la pechuga de pollo que pasó de 47.8 a 50.2, la cajilla de huevo mediano de 81.25 a 88.70 córdobas, la cajilla grande de 92 a 98.3, la cebolla amarilla de 13.30 a 14 córdobas, la chiltoma nataly de 11.9 la libra a 13.40 córdobas y la libra de papa pasó de 12.10 a 13.50 córdobas.

Demanda sellar huevos para garantizar calidad del producto

En este informe de precios, estuvo presente el compañero Marvin Pomares, director del Instituto Nacional de Defensa al Consumidor (INDEC), quien hizo un llamado a la industria avícola a sellar los huevos con los códigos y membretes establecidos por la ley del consumidor, lo que brinda garantía a los consumidores de estar comprando un producto de calidad y supervisado.

Indicó que en diferentes mercados han encontrado huevos sin los sellos y códigos que establece la ley.

Pomares indicó que la estabilidad de precios en la mayoría de productos de primera necesidad alimenticia, son buenas noticias para las familias y eso obedece a que los mercados están abastecidos por la buena producción que ha tenido Nicaragua, gracias al trabajo tesonero de los campesinos y productores.

“En dos meses el precio de la carne no ha aumentado, ha sido estable”, destacó Pomares, quien resaltó que hace seis meses estos productos estuvieron arriba de 85 a 90 córdobas.