A pocos días de celebrarse en nuestro país una de las festividades religiosas más grandes, en honor a la Concepción de María, el Mercado Oriental se encuentra abarrotado de una gran cantidad de productos alusivos a la celebración, mismos que están siendo comercializados en grandes cantidades, lo cual es alentador y satisfactorio para los trabajadores por cuenta propia.

Vasos, platos, bolsitas y otros recipientes plásticos han alcanzado gran de manda durante esta temporada, tomando en cuenta que los promesantes de la “Conchita” siempre brindan la tradicional gorra a quienes llegan a los altares a cantarle con devoción a la Madre de Dios.

“El movimiento en las ventas ha estado muy bien en estos últimos días, lo que más hemos vendido son las pelotas de colores, vasos con imágenes de la virgen, siempre la gente busca los productos más favorables para regalarlos en sus Purísimas y nosotros siempre ofreciéndoles precios favorables. La gente lleva obsequios para los niños y eso ha generado ventas muy buenas, este ha sido un buen año para nosotros” refirió Olga Morgan.

Otros productos que nunca faltan en la popular gorra son los limones dulces, la caña, bananos maduros y naranjas, los vendedores de estos productos afirman que la población se ha desbordado al mercado para efectuar sus compras o bien realizar sus pedidos con anticipación.

“Ya la gente está viniendo a comprar en grandes cantidades las frutas tradicionales de la Purísima, la caña la estamos vendiendo la vara entera o en bolsitas, según el gusto del cliente. La caña está entre los 100 y los 120 córdobas la docena, los bananos maduros a 200 córdobas el 100, el limón dulce y las naranjas a 150 córdobas el cien. La gente siempre da estas frutas y por eso siempre tenemos buenas ventas” señaló Adonis Suazo.

La población con mucha satisfacción adquiere lo mejor para honrar a la Virgen María y este año destacan que la variedad en los diseños es mayor y los precios se han mantenido lo cual les permite hacer una buena inversión del dinero que han ahorrado para esta fecha del año.

“Los precios están buenos, los productos muy bonitos, gracias a Dios y a la Virgen ya casi estoy lista para la Gritería, solo a esperas de ese día en el que con amor le cantamos a nuestra madrecita santa” finalizó Martha Sánchez.