Rescatistas indonesios recuperaron el domingo restos humanos en el mar, en la zona donde se cree que se estrelló el día anterior un avión de la policía con 13 personas a bordo.

El avión ligero perdió contacto con tierra el sábado cuando viajaba a la isla de Batam, cerca de Singapur, tras despegar de una isla ante la costa sureste de Sumatra. Se cree que todos los que iban a bordo —cinco tripulantes y ocho policías que viajaban como pasajeros— han muerto, según las autoridades.

El avión M28 Skytruck se habría precipitado contra el mar en una zona de 24 metros (79 pies) de profundidad, señaló Henry Bambang Soelistyo, responsable de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate.

En una rueda de prensa, explicó que los restos pertenecían probablemente a las víctimas del siniestro, y se habían encontrado en la zona donde los vecinos habían hallado antes un asiento y una bolsa con un celular y documentos de la policía.

Imágenes de televisión mostraban uniformes de policía y otras ropas recuperadas del mar.

En Batam, el general de brigada Sambudi Gusdian, jefe de la policía local, citó a testigos que dijeron haber visto explotar al avión tras estrellarse contra el mar ante la costa de Lingga.

Los equipos de búsqueda incluían personal de la Marina indonesia, así como policía marítima y de aduanas y un barco de Singapur. Los rescatistas recorrían una zona de mar 200 millas cuadradas en busca de los restos del avión, dijo Soelistyo. También había buzos desplegados, señaló.

Indonesia, una gran nación insular con más de 250 millones de habitantes, se ha visto castigada por accidentes de transporte en los últimos años, desde choques de aviones y trenes a naufragios de ferris.