Luego del traslado de las cenizas del líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz desde La Habana hasta el Oriente del país, ocasión en que fue despedido al paso del cortejo fúnebre de manera conmovedora por todo nuestro pueblo, llegaron sus restos a la heroica ciudad de Santiago de Cuba, tras reeditar en sentido inverso el itinerario de la Caravana de la Libertad en enero de 1959.

Después del recorrido por sitios emblemáticos de la ciudad y de la multitudinaria concentración popular en la noche de ayer en la Plaza Mayor General Antonio Maceo, en horas de la mañana de este domingo serán depositadas en su lugar de descanso definitivo las cenizas del Comandante en Jefe de la Revolución Cubana.

El Cementerio de Santa Ifigenia, en la ciudad de Santiago de Cuba, Monumento Nacional, por el valor histórico, arquitectónico y cultural que atesora, será escenario de la ceremonia solemne y privada.

Personalidades especialmente invitadas asistirán a esta emotiva ceremonia familiar.

Cementerio Santa Ifigenia: lugar sagrado de la historia de Cuba

El cementerio Santa Ifigenia, que desde 1979 fue declarado Monumento Nacional, y donde se encuentran los restos de José Martí, Héroe Nacional de Cuba, y de Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, será desde este domingo también el sitio del descanso definitivo de Fidel Castro Ruz.

Las ceremonia de inhumación de las cenizas del líder histórico de la Revolución Cubana se realizará de manera solemne y privada, a la que asistirán personalidades especialmente invitadas.

"Nuevamente en Santa Ifigenia se hará historia", expresó la periodista Leydis Tassé Magaña, de la Agencia Cubana de Noticas, al referirse a la inhumación de las cenizas de Fidel en la necrópolis santiaguera.

Cenizas

La historia de Santa Ifigenia

Inaugurado el 28 de abril de 1868, el cementerio de la oriental ciudad de Santiago de Cuba es una de las joyas del arte funerario en Cuba, un lugar de obligada visita para profundizar en la Historia de esta isla caribeña.

En sus 133 mil metros cuadrados, con más de diez mil sepulcros, un espacio atrae la atención del visitante: el mausoleo con los restos de José Martí. La obra, que data de 1951|, es del arquitecto Mario Santi, quien en 24 metros de altura creó un inmueble donde las cenizas del héroe cubano siempre se acompañan de la bandera nacional y un ramo de flores blancas.

Su arquitectura románica, sobria y elegante, está dispuesta en forma tal que por el lucernario se filtran los rayos del sol hacia la cripta.

Impresiona la guardia en honor al autor de los Versos Sencillos. Inicia cada día con la salida del sol y finaliza con el ocaso, el rito transcurre con los acordes musicales de la Elegía a José Martí, compuesta por el Comandante de la Revolución Juan Almeida, y tiene su momento de mayor lucimiento durante el cambio de guardia que se ejecuta cada media hora.

En Santa Ifigenia, sobresalen igualmente las tumbas de dos héroes de la guerra por la Independencia contra el colonialismo español: la del "Padre de la Patria", Carlos Manuel de Céspedes, iniciador de la Guerra de los Diez Años (1868-1878) y el "Titán de Bronce" Antonio Maceo, figura clave en la "Guerra Necesaria" (1895-1898).

Junto a ellos reposan unos 30 generales mambises y Mariana Grajales, madre de Antonio Maceo y símbolo genuino del valor de la mujer cubana.

El cementerio guarda los restos de los hombres y mujeres del movimiento 26 de Julio, a quienes se les rinde homenaje con el izaje junto a su tumba de la bandera cubana y la rojinegra de esa organización liderada por Fidel Castro.

Relevantes personalidades del arte y la ciencia yacen asimismo en este lugar. Al recorrer el Sendero de los Trovadores, encontramos los restos de Pepe Sánchez -creador del son-, y Francisco Repilado (Compay Segundo). En su lápida está el nombre de su última canción, Las flores de la vida, y su guitarra y sombrero, en bronce, y sus restos descansan sobre arena de la playa Siboney, la más popular de Santiago de Cuba, donde nació.

El Cementerio Santa Ifigenia en la ciudad de Santiago de Cuba lleva por nombre Santa Ifigenia, como el de una virgen etíope bautizada por el Apóstol San Mateo.