Su Eminencia Cardenal Leopoldo José Brenes, presidió este sábado una Eucaristía, en la que celebró junto al pueblo católico la Ordenación del nuevo presbítero José Antonio Hernández Moraga, originario de “La Concha”, Masaya.

Desde Catedral de Managua, su Eminencia expresó que “es una bendición de parte del Señor que nos conceda a esta iglesia que peregrina la Arquidiócesis un nuevo sacerdote, un joven de una comunidad sencilla, que para nosotros fue escogido por el Señor para concederle la gracia”.

La Arquidiócesis tiene 173 sacerdotes; José es el sacerdote número 174 de la arquidiócesis. A finales de Diciembre se espera que otro diácono sea ordenado Presbítero.

“La misión de un sacerdote es anunciar a Jesucristo, no sólo con la palabra, sino con sus propia vidas, ser un discípulo, misioneros de Jesucristo. Es una responsabilidad ser llamado al sacerdocio ministerial porque implica ser verdaderos testigos del Señor”, resaltó Brenes.

Celebrar Eucaristía, llevar la comunión a los enfermos, ungir a los enfermos, confesar, y dar dirección espiritual, son las funciones propias del Sacerdote.

Previo a ser nombrado Presbítero, José Antonio Hernández Moraga, dijo que "este nombramiento no es por mérito propio, sino es pura gracia y bondad de Dios".

“Una vez ordenado sacerdote, la misión es servir al pueblo santo de Dios, y estamos llamados a llevar el evangelio a todas partes del mundo”.

“Para llegar a este momento de recibir el orden de los presbíteros hay que recibir 10 años de formación, que incluye el año vocacional, propedéutico, 3 de filosofía, 4 de teología y 1 año de preparación”, explicó el nuevo sacerdote.

Recordó que en el año de preparación, reciben a los 6 meses un derecho canónico, pero en una segunda instancia es ordenado Diácono y luego Su Eminencia Cardenal Brenes realiza la ordenación de presbítero.

José formó parte del Seminario la Purísima, que forma a estudiantes de Managua, Masaya y Carazo. Actualmente está asignado en la iglesia Pio X y es donde podría ejercer su apostolado.

Debemos ser constructores de la Paz y el Diálogo

Al referirse a la reunión que sostuvo el Secretario General de la OEA, Luis Almagro con el Comandante-Presidente Daniel Ortega, el Cardenal Brenes dijo que "lo más importante es que se refleja ese interés de diálogo. Saber escuchar y saber aportar, contribuye al fortalecimiento de la democracia para la buena andanza del país".

“Estamos viviendo un tiempo hermoso como es el tiempo de la Purísima, y la Santísima Virgen nos dice que no sólo anhelemos la paz, sino que seamos constructores de paz y aportar nuestro granito de trigo para que fructifique la paz, el desarrollo y la prosperidad”, dijo Brenes.

Los nicaragüenses expresan su amor a la Virgen María

El Cardenal afirmó que en estas celebraciones en honor a la Purísima Concepción de María es de admirar como las familias se han desbordado a los mercados a comprar los productos que compartirán en la tradicional gorra.

"La celebración de la Purísima, son celebración en los hogares ya que en los momentos de descanso se reúnen para preparar el altar; pero también es hermoso ver el amor a la Virgen que le tienen los trabajadores de las instituciones de Gobierno y la empresa privada, quienes dedican un momento para orarle a la madre de Dios”, finalizó.