Más de 500 trabajadores de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) y del Ministerio de Energía y Minas participaron en el novenario que se realiza en honor a la Purísima Concepción de María.

Con mucha devoción y alegría los compañeros de ambas instituciones cantaron y rezaron la novena, acompañados de un grupo musical conformado por los mismos trabajadores.

Al final compartieron el tradicional brindis o gorra que se da en esta celebración religiosa y tradicional de los nicaragüenses.

Sandra Areas expresó que "le agradecemos a Dios por su generosidad y su bondad en este año de Misericordia. Agradecemos a Dios por habernos regalado a una madre de Misericordia que nos acompaña y nos ha regalado mucha salud, prosperidad y sobre todo nuestro trabajo y todas las reivindicaciones que hemos obtenido con este gobierno todos los nicaragüenses".

Miguel Miranda, devoto de la Purísima, dijo que "muy contentos nos sentimos ahora por celebrar un año más a la Virgen Concepción de María. Creemos que esta es una bendición, la Virgen está protegiendo a Nicaragua , está bendiciendo, está dando más victorias, nos está garantizando, paz, bienestar, salud, educación. La Virgen está en nuestro país".

Cada año Enatrel se suma a las celebraciones marianas con todos sus trabajadores, quienes mantienen vivo el amor a la Virgen María patrona de Nicaragua.