La Oficina Europea de Policía (Europol) alertó hoy que el grupo terrorista Estado Islámico (EI) planea nuevos atentados en Europa, en un futuro próximo.

La pérdida de territorio en Siria e Irak hace que cada vez retornen más combatientes del EI a Europa, y ellos representan una gran amenaza, advirtió el coordinador para la lucha antiterrorista de la Unión Europea, Gilles de Kerchove.

De acuerdo con estimaciones de los servicios secretos, podrían existir en este momento en la región europea varias decenas de potenciales extremistas.

Según indica un estudio del Centro Europeo Contra el Terrorismo de Europol, los ataques llegarían tanto de células organizadas como de individuos que utilizarían explosivos, armas automáticas, cuchillos, hachas, machetes o automóviles.

Los expertos incluso opinan que el EI podría añadir atentados con coches bomba entre sus tácticas para los ataque en Occidente.

El documento señala a los países miembros de la coalición internacional contra el EI como principal objetivo de futuros ataques de extremistas, principalmente Francia, aunque Bélgica, Alemania, Holanda y Reino Unido también son blancos.

En opinión de analistas, militantes del EI intentarían captar y radicalizar a los refugiados sirios para implicarlos en sus ataques, así como infiltrarse en centros para migrantes con el objetivo de que los Estados miembros cambien sus políticas hacia éstos.

El director de Europol, Rob Wainwright, subrayó la importancia de la Cooperación internacional ante los desafíos planteados por las organizaciones terroristas.

Asimismo señaló que el aumento de detenciones y ataques frustrados es señal de que 'una mayor cooperación e intercambio de datos entre todos los servicios pertinentes en Europa es un medio exitoso para mitigar la amenaza'.