Recordando las palabras del Comandante Fidel Castro pronunciadas en su discurso del 15 de octubre de 1976 en la Plaza de la Revolución “No podemos decir que el dolor se comparte. El dolor se multiplica…” desde el día 26 de noviembre la Sede Diplomática nicaragüense en Berlín izó su pabellón azul y blanco a media asta por el Tránsito a la Inmortalidad hacia Otro Plano de Vida del Comandante Supremo de la Solidaridad, la Dignidad y el Orgullo de nuestra América y El Caribeño Fidel Castro; faro de luz y fuente inagotable de sabiduría para los pueblos del mundo. La bandera permanecerá a media asta durante los nueves día de duelo nacional decretado por el Presidente Daniel Ortega.

La Embajadora de la República de Nicaragua en Alemania Karla Beteta firmó el libro de condolencias abierto por la Embajada de Cuba transmitiendo en nombre del Presidente Ortega y la Cra. Rosario el profundo dolor que nos embarga y nos une en infinito amor al pueblo heroico de Cuba en estos momentos, con la certeza de que seguiremos bajo los ideales de Fidel multiplicando su vida con frutos de paz, solidaridad y bienestar para nuestros pueblos.

“Gracias a que hay un sentimiento que se llama amor a la patria, somos fuertes; gracias a que hay un sentimiento de amor a los semejantes y de solidaridad de todos para con todos, somos fuertes; gracias a que hay un estado mental que se llama conciencia revolucionaria, somos fuertes”. Fidel Castro