El Barrio Rigoberto López Pérez ha reducido el número de casos positivos de Dengue, Zika y Chikungunya.

¿La razón? Las acciones de prevención que se logran a través de la fumigación domiciliar, la cual elimina los vectores que provocan estas enfermedades.

La doctora María Lazo, responsable de Epidemiología del Centro de Salud Francisco Buitrago, señala que lo más importante es evitar el contagio de la enfermedad, tomando en cuenta que se resguarda la salud y la vida sobre todo de los niños y los adultos mayores, quienes están mas expuestos.

“Son mil 600 las viviendas atendidas en este sector en el que gracias a la lucha anti epidémica hemos logrado evitar que más personas resulten afectadas por los mosquitos. La fumigación elimina el mosquito adulto y eso nos ha permitido reducir los índices de infestación hasta un 5.5 % a la fecha no hay casos positivos de las tres patologías que provocan los zancudos” refirió.

Las familias del sector afirman que la labor de prevención ha generado resultados positivos, muestra de ello es que no se observan los mosquitos en el interior de las casas, garantizando de esta manera tranquilidad.

“Ya no es como antes que en la tarde se sentía en zancudero en las casas, ahora dormimos más tranquilos y sin temor a enfermarnos. El trabajo del Minsa es muy bueno, sumado a las recomendaciones que nos brindan para que dentro de las casas no se produzcan criaderos de mosquitos” señaló Sara Cajina.

“Cada siete días están viniendo a fumigar e inspeccionar las casas porque muchas veces sin darnos cuenta tenemos un criadero, por eso es importante que revisemos los patios sobre todo y evitemos la acumulación de agua pues es ahí donde se forman y reproducen los zancudos. Es mejor prevenir las enfermedades que lamentarnos ya cuando estemos afectados” finalizó Rodrigo Sánchez.