Según el compañero Francisco Ramón Valenzuela Blandón, alcalde de Estelí, en el Museo se invirtió unos 5 millones de córdobas y la obra fue posible gracias al esfuerzo conjunto del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional a través del Instituto Nicaragüense de Turismo, el Instituto Nicaragüense de Cultura y el Gobierno Municipal del Poder Ciudadano de Estelí.

“Este esfuerzo es producto de una alianza de trabajo de todos y todas, agradecemos el apoyo del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional presidido por el Comandante Daniel y la compañera Rosario, ya que este tipo de obras son parte de la restitución de derechos para el rescate de nuestra historia y nuestra identidad cultural”,  expreso el alcalde y candidato del pueblo.

Valenzuela recordó que el proyecto del Museo parte del año 1997 y ahora ese sueño es una realidad para la población esteliana gracias al Gobierno del Frente Sandinista.

“Considero que la apertura de este museo es importante para conocer más de la historia y aporta a la cultura nicaragüense”, dijo la esteliana Nataly Gutiérrez, mientras observaba as reliquias históricas que conserva el Museo.

En el municipio de Estelí, ubicado a 148 kilómetros al norte de Managua, los ciudadanos nacionales y extranjeros podrán apreciar los vestigios del arte y la cultura de la época precolombina. Sobre su historia, Estelí, a través de los siglos conserva tres asientos urbanos: el primero en la región arqueológica de Las Pintadas, el segundo en las inmediaciones del río Aguesguespala (Río de viejos lagartos), y el tercero en el antiguo valle de “Michigüiste, hasta convertirse ahora las diferentes etapas que han vivido sus pobladores hasta convertirse ahora en una ciudad desarrollada socioeconómica y turística, de clima fresco, hospitalaria y digna.

El Museo de Historia y Arqueología muestra la época cuando a  comienzos del siglo XVI, en el fértil valle de Estelí, sólo habitaban los mayangnas (sumos) y los matagalpas, aunque también se menciona a los nahoas y chorotegas, que tejían algodón y palmas. Usaban la cochinilla, el añil y sustancias minerales para colorear telas y cerámicas. Trabajaban el oro e incrustaban piedras de ópalo y jade.

En ese entonces, el gobierno era ejercido por un Cacique. El más distinguido fue Mixcoatl, a quien se consideraba el “hombre de las mil batallas” por la defensa del territorio, que finalmente fue ocupado por los españoles, desalojados en 1654 de Ciudad Antigua por el pirata inglés Henry Morgan, dando origen a los poblados de Estelí, Condega y Pueblo Nuevo.

Estelí se caracterizó por muchos años por vivir bajo la administración de Nueva Segovia, Jinotega y León, hasta que se convirtió  en departamento el 8 de Diciembre de 1891.