El diputado sandinista Jacinto Suárez, enfatizó durante la sesión plenaria de la Asamblea Nacional, que el Comandante Fidel Castro Ruz inició su transito a la inmortalidad y deja un legado inmenso con grandes contribucciones a la historia de dignidad de America Latina.

“Podemos decir con certeza y con seguridad que América Latina y el mundo era uno antes de Fidel y después de Fidel, esto significa que la obra material que dejó, nos enseñó el camino de la independencia, de la soberanía y que se podía sobrevivir ante el imperio, es una cosa que es inextinguible hasta la consumación de los años”, indicó Suárez.

Resaltó que Fidel salió invicto ante las innumerables ataques de 11 presidentes de Estados Unidos que intentaron derrocarlo, incluso asesinarlo a través de las agencias de espionaje.

“Qué mejor herencia puede haber, que le enseñó a América Latina a luchar, a pelear, a rescatar su dignidad y no solo a Cuba, yo lo he dicho, Fidel es el capitán de los pobres del mundo”, puntualizó Suárez.

En tanto el periodista Moisés Absalón Pastora, considera que el Comandante Fidel Castro seguirá siendo un pensamiento vivo en la historia, pues su legado y pensamiento servirá de referente de “lo que fue la concreción efectiva de una América Latina que por primera vez empezó a tener independencia de criterios ideológicos y doctrinales para enfrentarse a potencias que en ese momento no tenia ningún tipo de resistencia en cuanto a liderazgo en Latinoamerica”.

Cuando surge la figura de Fidel Castro, Pastora considera que a partir de ese momento se empieza a derribar el mito de que América Latina era el traspatio de los Estados Unidos.

“A Fidel Castro lo avalan tantos lideres en el mundo, es un valor insoslayable, es una realidad, es una persona que tiene como herencia para los suyos y para los ajenos, haber construido una revolución en adversidades”.

Finalizó diciendo que ante esas adversidades impuestas por el imperio norteamericano, la Revolución Cubana con Fidel al frente, pudo dar ejemplos en salud, en educación y el desarrollo de la ciencia.