El ministro nicaragüense de Políticas Nacionales, Paul Oquist, realizó una visita al Reino Unido en busca de promover la inversión extranjera en infraestructuras, energías renovables y turismo.

Durante esta visita, el compañero Oquist se reunió con inversores, parlamentarios y miembros de la comunidad universitaria en el Reino Unido para informarles sobre las oportunidades de negocios en su país.

"Hay muchas posibilidades de inversión en Nicaragua, porque hay gente interesada en el canal de Nicaragua y en la energía renovable, así como en puertos e infraestructuras", declaró Oquist a Efe en una entrevista en Londres.

El ministro resaltó las oportunidades que ofrece la cartera nicaragüense de inversiones, valorada en 5.000 millones de dólares (4.750 millones de euros).

En su visita, el ministro nicaragüense también promovió el interés que su país muestra por luchar contra el cambio climático mediante energías renovables como la hidroeléctrica, la geotérmica, la eólica y la de biomasa.

Oquist, que es originario de Illinois (Estados Unidos), destacó que el Reino Unido "no es un gran inversor (en Nicaragua) pero tiene mucho potencial" y destacó las inversiones de este país en el sector minero y en el de las energías renovables del país latinoamericano.

"Esta mañana nos hemos reunido con la compañía británica Polaris, que son inversores en San Jacinto-Tizate, una planta geotérmica de 70 megavatios", apostilló.

El ministro señaló que su intención de "deshacerse de la energía térmica" y apostar por la "energía limpia" para así colaborar contra el cambio climático.

Con respecto al tipo de energías que ofrece el país centroamericano, Oquist destacó que hay "500 megavatios en río Grande de Matagalpaque que están disponibles para la inversión", refiriéndose a la energía hidroeléctrica.

Nicaragua tiene una potencia de 2.000 megavatios para la energía geotérmica y la zona sur del lago Cocibolca es "una de las regiones de vientos más constantes en el mundo", lo cual es ideal para crear energía eólica, apuntó.

Además, Oquist detalló que el país latinoamericano dispone de "muy buenas condiciones para la energía solar" ya que produce hasta 5.800 unidades de radiación por metro cuadrado.

La última energía renovable que mencionó el ministro fue la energía de biomasa. Explicó que su cantidad depende de cuándo se siembre y que ahora esta energía provine "de la caña de azúcar, que después de molerse, se quema para generar electricidad".

También destacó que en la actualidad el turismo proveniente del Reino Unido es muy bajo, en parte, debido a la falta de un vuelo directo entre ambos países.

Con respecto al canal de Nicaragua, Oquist relató que en estos momentos se están "haciendo modificaciones sobre la ruta del canal" y que espera que "estos trabajos terminan el año que viene".

Así mismo, adelantó que el canal estará en "funcionamiento en 2023 o en 2024".