El barrio Jorge Dimitrov hasta hace algunos años era considerado uno de los barrios con mayores índices de violencia, sin embargo el trabajo constante de la Policía Nacional y particularmente de la Dirección de Asuntos Juveniles, ha permitido un cambio que conlleva a una mejor relación entre los jóvenes y las familias.

De manera semanal los espacios de convivencia deportiva, además del dialogo permanente con las familias, ha ayudado a reducir los niveles de violencia y también el número de jóvenes que consumen estupefacientes.

Los ligas relámpagos de futbol son un elemento fundamental en esta estrategia impulsada por la Dirección de Asuntos Juveniles, según cuenta la Comisionada Mayor Claudia Bermúdez.

“Hemos venido haciendo un trabajo integral donde se ven involucrados la policía, la comunidad y los jóvenes, estamos haciendo un acercamiento con los jóvenes de este barrio, grupos juveniles que hasta hace muchos años era rivales, pero ahora conviven en paz y la violencia ha quedado en las páginas de la historia del barrio, ahora juegan”, dijo Bermúdez, que reiteró que la policía cumple el mandato del Jefe Supremo el Comandante-Presidente Daniel Ortega, que ha orientado brindar programas y espacios de desarrollo a la juventud.

Indicó que esta estrategia de acercamiento se duplica en otros barrios de la capital, donde también se ha reducido los niveles de violencia, lo que hace que Nicaragua sea una de las naciones más seguras de Centroamérica y América Latina.

“Trabajamos con Asuntos Juveniles desde hace 7 años, esta vinculación ha permitido un cambio en el barrio, se han venido haciendo juegos de futbol, hay jóvenes que están estudiando en el Centro de la Policía, y lo más importante es que los jóvenes ya no se agreden, no hay violencia, ya no hay balaceras”, dijo José Francisco Palma, dirigente comunitario del barrio, que ha trabajado con la policía para la atención de los muchachos.

El joven Michael José Chavarría, indicó que lo más importante es que los pleitos famosos del barrio, ya desaparecieron y ahora se convive en paz y en jornadas deportivas.

“Antes había balaceras y nadie podía salir de sus casas, pero ahora eso ha cambiado, hay más presencia de la policía, las patrullas pasan a cada momento y eso ayuda a reducir la violencia”, comentó Michael.

A la par de esta estrategia policial, el Gobierno Sandinista ha promovido los programas socioeconómicos, como el Usura Cero, Plan Techo, rehabilitación de los parques y mejoramiento de las escuelas, lo que ayuda a mejorar los niveles de vida de las familias.