El Gabinete de Producción, Consumo y Comercio se reunió con representantes del sector arrocero nacional para analizar las alternativas del desarrollo de la industria nacional, para adecuar las capacidades productivas, al punto de que se pueda competir eficientemente en el marco de los nuevos tratados comerciales firmados por el país y que al mismo tiempo pueda abastecer el mercado interno con un producto barato y estable.

El titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (MIFIC), Compañero Orlando Solórzano explicó que dentro de la cadena productiva del arroz, se han planteado la necesidad de dar el salto para fortalecer la capacidad productiva ante las nuevas condiciones de comercio internacional y los nuevos mercados entre los que Nicaragua se va haciendo espacio.

“Aquí tenemos ahora una mayor apertura al comercio. Tenemos un Tratado de Libre Comercio, un CAFTA que está disminuyendo aranceles, pero también tenemos apertura comercial con otros países, no sólo con Centroamérica, Estados Unidos, República Dominicana, que es el CAFTA, sino que también con otros países”, consideró.

Amilcar Roa, Presidente de Proarroz, aseguró que fue solicitada la creación de una política pública que logre aprovechar los tratados vigentes y al mismo tiempo garantizar utilidades a los productores.

“Es una propuesta que se ha hecho. Creemos que va a continuar trabajando con las diferentes instituciones del Estado para revisarla, para transformarla, para adecuarla a los intereses de los consumidores y del Estado”, aseguró.

De acuerdo a datos de Proarroz, Nicaragua es el país en Centroamérica que más ha progresado en la producción arrocera, logrando abastecer entre el 72 y el 73% de su consumo interno y significando un 52% de la producción todo Centroamérica, con un estimado de 7 millones de quintales. Hace diez años el país solamente lograba producir el 40% de su consumo nacional.