La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, destacó el inicio de las fiestas en honor a la Purísima Concepción de María.

“Estamos en el segundo día del novenario a nuestra patrona. ¡Nicaragua de María, María de Nicaragua! ¡La Inmaculada Concepción!”, señaló.

Rosario manifestó que los altares ubicados en la Avenida de Bolívar a Chávez han quedado muy hermosos.

“Los altares están hermosísimos, alzados, elevados, dándole gracias infinitas a nuestra Madre María, a Dios nuestro Señor en primer lugar, por tanta bendición, tanta protección, tanta victoria”, señaló.

La Compañera recordó que estos son Tiempos de Victorias que Nicaragua habita plenamente de la mano de Dios.

Dijo que estas festividades marianas, tanto el novenario como la Gritería, el Gobierno las está acompañando desde las Alcaldías, ya que son la fiesta tradicional más hermosa del país.

Otras festividades

Durante su alocución, Rosario destacó que este 4 de diciembre se celebrará a Santa Bárbara en Mina El Limón, mientras que a San Diego de Alcalá se celebrará el jueves 17 de diciembre en Altagracia.

El 19 se realizará la alegre alborada del Toro Venado del Malinche.

“Cuánta celebración, cuánta alegría porque vivimos en paz. Cuánto agradecimiento a Dios por sus bendiciones y su protección, por esta Nicaragua llena de amor, llena de cariño, comprometida con la paz y comprometida con la superación y la prosperidad de la mano de Dios”, subrayó.

“A nosotros nos distingue nuestro modelo de fe, familia y comunidad, ese amor cristiano que aprendimos. Hemos aprendido desde nuestros primeros tiempos como sandinistas, como revolucionarios, a amar al prójimo, servir al prójimo, como nosotros mismos, con dedicación, espero, elevando todos los días nuestra vocación de servicio, nuestra conciencia evolucionaria y trabajando para un modelo comunicacional, un modelo de trabajo institucional, un modelo de trabajo político en correspondencia con los sentimientos, las emociones, las necesidades, las realidades de las familias nicaragüenses en el año venidero, año en que estamos, o desde ya estamos habitando por gracia de Dios estos Tiempos de Victorias y tenemos que estar a la altura de las expectativas del pueblo nicaragüense, de las familias nicaragüenses y a la altura también de las expectativas que genera este mundo, donde la multidimensionalidad, estar todo el tiempo abiertos y despiertos a enfrentar con responsabilidad todos los retos, es la constante, es la norma”, apuntó.