Expertos de la Universidad Nacional Australiana (ANU, por su sigla en inglés), encontraron este lunes una falla en la Tierra conocido como el Desgarre de Banda, al este de Indonesia.

Los geólogos aseguran que el Desgarre de Banda representa un rasgón en el fondo del océano expuesto sobre 60 mil kilómetros cuadrados.

El investigador de la ANU, Jonathan Pownall, indicó que el hallazgo ayudará a los investigadores a evaluar los peligros de futuros tsunamis en la zona, que forma parte del Anillo de Fuego, conocido por registrar terremotos y erupciones volcánicas.

Estos desgarres muestran que la pieza de corteza más grande de Bélgica o Tasmania pudo haber sido desgarrada por 120 kilómetros de extensión a lo largo de una fisura de bajo ángulo, o por defecto de separación para formar la depresión actual del fondo oceánico.

Al analizar los mapas de alta resolución del suelo marino de Banda, los geólogos encontraron rocas en el lecho submarino cortadas por cientos de cicatrices rectas paralelas.

"El abismo se conoce desde hace 90 años, pero hasta ahora nadie ha sido capaz de explicar cómo se hizo tan profundo", dijo Pownall.