El comandante Fidel Castro sigue vivo y su ejemplo guía a los pueblos del mundo, afirmó hoy aquí la embajadora de Nicaragua ante la ONU, María Rubiales, tras firmar el libro de condolencias por el fallecimiento del líder cubano.

En declaraciones a Prensa Latina, la representante permanente del país centroamericano manifestó que Fidel no morirá nunca porque su conducta y sus enseñanzas siempre estarán presentes en las batallas que restan por librar.

'Nos mostró el camino de la dignidad, del valor y de la soberanía, y que hay que continuar luchando y ganando las batallas pendientes que tenemos, sobre todo en América Latina', señaló profundamente emocionada.

La diplomática calificó la partida física del líder histórico de la Revolución cubana de una pérdida irreparable.

'Desde que escuchamos la notica sentimos un dolor muy fuerte. El pueblo de Nicaragua, el comandante Daniel (Ortega) y Rosario (Murillo) lo han llorado como uno de los nuestros, porque la Revolución Cubana ha estado acompañando a la Revolución Sandinista', subrayó.

Rubiales destacó el apoyo de Fidel, de Raúl Castro y de Cuba a la patria de Augusto César Sandino, desde una postura de hermandad y solidaridad.

Hoy, la Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas abrió un libro de condolencias por el deceso del líder revolucionario, ocurrido el viernes en la noche a los 90 años de edad.

Embajadores, diplomáticos y residentes en Nueva York, entre ellos estadounidenses y latinoamericanos solidarios con la isla, firman el libro habilitado para la solemne ocasión.

Frases de dolor y aliento destacan entre las plasmadas por personas de diversas partes del mundo, quienes guardan un minuto de silencio, traen flores y expresan su pesar a los funcionarios de la sede diplomática de la isla.