La participación ciudadana en el desarrollo de los planes de lucha anti epidémica es fundamental y los resultados son evidentes, así lo manifiestan los habitantes del barrio Rubén Darío ubicado en el distrito IV, donde el Ministerio de Salud (MINSA) realiza la fumigación domiciliar cada siete días para garantizar la eliminación del mosquito adulto, principal portador de las enfermedades como el Dengue, Zika y Chikungunya.

“Son 587 viviendas las que se ubican en este sector, las que son fumigadas y se les brinda el debido abordaje a los habitantes, destacando la importancia de este proceso preventivo para evitar que dentro de las casas se formen criaderos de mosquitos. Lo más importante es que todos participemos en esta labor que nos permite garantizar nuestra salud” refirió el compañero Álvaro Sándigo, Jefe de Brigada.

Mucha satisfacción existe en las familias del barrio, las que destacan la desaparición de los mosquitos cada vez que se aplica cipermetrina en sus viviendas, sustancia que de manera inmediata elimina a los vectores.

“Los mosquitos casi siempre aparecen por las tardes, sin embargo, cuando pasan fumigando se eliminan en su totalidad. Gracias al gobierno y a la fumigación acá no se han presentado pacientes con las enfermedades que provocan los zancudos, además nosotros ponemos en práctica las recomendaciones como limpiar los barriles, poner las botellas boca abajo y evitar la humedad en las casas” destacó Nora Monje.

“Siempre abrimos las puertas de la casa para que el Minsa fumigue, porque sabemos que esa acción ayuda a cuidar de nuestra salud. Nosotros también ayudamos con la limpieza de las casas pues de nada sirve que fumiguen si mantenemos sucio ya que el zancudo se aloja en los sitios húmedos y oscuros” finalizó Ramón Castillo.