Por cuarto día consecutivo las familias del barrio Monseñor Lezcano participaron en el rezo y procesión que se realiza en honor a la Purísima Concepción de María.

En este día el Padre Sebastián Zeledón, párroco de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, dijo que el mensaje es pedirle al Señor que todos podamos ser sus verdaderos amigos y colaboradores, así como María se ofreció a ser su servidora.

“Hoy estamos en el cuarto día que estamos celebrando la Purísima en el barrio Monseñor Lezcano en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús. Vemos que cada día viene más gente en la madrugada a participar con fe y devoción", señaló el sacerdote.

Esta tradición de salir en procesión en la madrugada tiene 43 años.

"Comenzó un año después del terremoto y en ocasión en aquel año se le pidió a la Santísima Virgen bendiciones para nuestro pueblo", recordó el padre.

La procesión es acompañada por familias devotas. En este día la imagen recorrió las calles del reparto España.

"Nos alegra que nos visite, estamos pidiéndole que este año y el próximo nos derrame muchas bendiciones, salud, paz y trabajo", indicó Rosa Castellón, habitante del sector

Estefanía Zelaya, otra devota de la Purísima Concepción, señaló que año con año ella y su familia participan diario en los rezos y en la procesión.

"Ya son varios años que estamos cumpliéndole a la Virgen. Nosotros somos católicos y marianos en todo este sector y la virgencita nos ha traído muchas bendiciones", aseguró doña Estefanía.

Durante el recorrido la población se va sumando a la procesión y en la calle las familias hacen altares y queman pólvora que le da más colorido a la celebración.