Jóvenes de varios movimientos sociales argentinos se concentran hoy en el emblemático Obelisco porteño en una emotiva velada para despedir a Fidel Castro, el Comandante en Jefe de los cubanos.

Las banderas de Cuba y Argentina se funden en una sola, en un mismo abrazo solidario, para agradecer al líder revolucionario con cánticos y consignas de lucha y resistencia.

Jóvenes e incluso madres con bebé bien pequeños llegaron hasta el Obelisco para despedir a un grande de todos los tiempos.

Estamos aquí la militancia de la Argentina rebelde, combativa, guevarista, para decir adiós a nuestro comandante Fidel, declaró a Prensa Latina Mafalda Sánchez, miembro del movimiento popular La Dignidad.

La joven militante enfatizó que ha sido un año muy difícil para todo el continente y la muerte de Fidel Castro es una noticia muy triste. Pero como al Che, lo llevaremos en nuestra lucha diaria, en nuestras banderas, significó.

Para Sánchez el futuro hoy es seguir perseverando en la lucha de manera organizada, sobre todo en nuestro país, porque, dijo, cada vez vemos más hambre en los barrios, más pobreza.