Autoridades del Sinapred, Marena, Ineter y expertos ambientales sobrevolaron este viernes las zonas más afectadas por el huracán Otto en el Caribe Sur nicaragüense para evaluar posibles daños ambientales; a su vez visitaron los municipios de San Carlos, San Juan de Nicaragua, Bluefields y Corn Island, donde fueron recibidos por las autoridades locales y familias refugiadas.

La comisión estuvo conformada por el Ministro Director del Sinapred, Guillermo González; el viceministro del Marena, Roberto Araquistain; el director de Meteorología del Ineter, Marcio Baca; y el experto ambientalista Kamilo Lara.

Al concluir el recorrido en la isla de Corn Island, el Ministro Guillermo González, destacó que en esta emergencia no se tuvo ningún daño humano que hasta el momento haya sido identificado por las autoridades o las instituciones que son parte del sistema.

También destacó que un elemento común de los lugares visitados es como la población contribuyó al proceso de evacuación.

"Hubo mucha iniciativa de la gente para buscar los refugios y como decía la compañera Rosario eso nos evidencia ese nivel de conciencia que tiene la gente".

Destacó que en muchas localidades la gente mantiene un espíritu positivo "y eso se expresa no solamente en la alegría que encontramos en algunos lugares donde prácticamente la vida esta normal".

González destacó que en lugares con más afectaciones como San Juan de Nicaragua ya se está desarrollando el proceso de restablecimiento de los servicios básicos como electricidad y comunicaciones, mientras la población vuelve a sus actividades cotidianas.

También anotó que en los refugios "escuchamos muy buenos comentarios de que fueron muy bien atendidos, fueron hechos sentir como personas que en una situación de crisis deben ser tratados con mucha dignidad".

"Todos reconocen que después de Dios, el apoyo de gobierno, el apoyo del sistema, de las instituciones y ese espíritu solidario que se desarrolló durante la crisis es un aspecto muy importante a destacar", subrayó el Ministro Guillermo González.

Bosque contribuyó a disminuir impacto del huracán

Por su parte el viceministro del Marena, Roberto Araquistain, señaló que "el bosque cumplió con su deber quitándole fuerza (al huracán)".

"Cumplió con su función no solamente de reducir la velocidad del viento, sino de decantar el agua y filtrarla para que no hubiera más inundaciones", explicó.

"En ese sentido creemos que tenemos que profundizar en la valoración de las afectaciones en el bosque principalmente... Realmente tenemos una positiva opinión y también tenemos que analizar los elementos fundamentales en cuanto a higiene, salud de los ecosistema y también de las aguas", añadió Araquistain.

El ministro indicó que las zonas más afectadas por el huracán se localizan entre Los Sábalos, El Castillo, San Carlos, Sarapiquí y el delta del río en San Juan de Nicaragua.