El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) brindó la noche de este jueves un informe sobre el seguimiento al ciclón tropical Otto, fenómeno climatológico que tras avanzar por el territorio nicaragüense llevó un proceso de degradación bastante rápido.

El Director de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Marcio Baca, explicó que a eso de las 9:00 de la noche, Otto se había convertido en tormenta tropical y avanzaba en un proceso de degradación pronto a convertirse en depresión tropical.

Dijo que a las 9:00 de la noche Otto se ubicaba a 49 kilómetros de Cárdenas, en el departamento de Rivas, tomando en ese momento una dirección suroeste, es decir, hacia territorio costarricense, donde continuaría moviéndose hasta salir al océano Pacífico en el resto de la noche, ya en un nivel de depresión tropical o bien en algo menos fuerte.

Baca explicó que a finales de la tarde hubo lluvias en el departamento de Río San Juan, en sectores como San Carlos, Los Chiles y Las Maravillas. Se reportaron también lluvias ligeras en el sur del lago Cocibolca.

El Ineter advierte que Otto podría seguir causando algunas lluvias ligeras en el istmo de Rivas o en las zonas costeras del Pacífico, aunque sin mayor relevancia.

Baca valoró el fenómeno como muy complejo tanto en su dirección como en su comportamiento, de tal manera que hay que estudiarlo e ir aprendiendo de él.

Por su parte el doctor Guillermo González, Codirector del Sinapred, subrayó que el impacto de Otto fue leve, reportándose según los datos recabados solo daños menores.

Señaló que en El Castillo, San Carlos y Cárdenas hubo algunas viviendas dañadas, mientras que en Ometepe no hubo mayores repercusiones, pues sólo se sintieron vientos y brisas.

“Aquí lo positivo, creemos, como lo apuntaba la Compañera Rosario (Murillo), es que nos anticipamos, y eso es un aspecto que nosotros queremos recalcar: creemos que la orientación de nuestro Presidente, el haber puesto en práctica todos los mecanismos de prevención posible han hecho de que en esas zonas donde por efecto de los vientos ha habido algunos daños materiales, las familias, las personas no hayan sufrido ningún daño humano”, apuntó González.

Resaltó que las familias están conscientes de la importancia de preservar la vida. “Creemos que el resultado ha sido bastante positivo”, afirmó, subrayando la importancia de rescatar esta experiencia, pues ésta deberá animar a seguir trabajando con mayor fuerza para garantizar mayor preparación frente a estos fenómenos.

"Hoy fue un día en que realmente tuvimos que poner en práctica todo ese sentir frente a lo que el Compañero Presidente y la Compañera Rosario han insistido: vivimos en un país de multiamenazas y lo que nosotros debemos de fortalecer son los mecanismos de preparación, de organización para poder enfrentarlos", señaló.