El Director General de Aduanas de Nicaragua, Eddy Medrano, informó que una serie de medidas implementadas por Costa Rica en el marco de la emergencia que se vive por el impacto del huracán Otto en la región, están afectando el tránsito de las mercancías en los puestos fronterizos de Nicaragua con Costa Rica, en Los Chiles y Peñas Blancas.

Medrano explicó que los servicios aduaneros de Nicaragua, así como Migración y Policía Nacional están trabajando normalmente en los puestos fronterizos.

"Están todos los servicios ahí, está la parte de migración, está la Policía Nacional y estamos nosotros atendiendo todo lo que es tránsito de carga, turismo y estamos todas las instituciones ahí trabajando", aseguró.

No obstante, indicó que "de parte de Costa Rica queremos dar a conocer que hubo un comunicado al personal de las aduanas y del Ministerio de Hacienda de Costa Rica, en la cual dicen que van a cerrar... cerraron hoy y mañana las aduana de Las Tablillas y hoy van a trabajar con personal mínimo en Peñas Blancas. En base a eso sólo están atendiendo turistas, no están atendiendo ningún vehículo relacionado con carga, aparte del tránsito".

Medrano comentó que hoy en el marco de la reunión del Consejo de Ministros de Integración Económica de Centroamérica, se abordó el asunto con el director de aduanas de Costa Rica y se le solicitó que en vista de la evolución de la emergencia se atienda con normalidad este viernes en el puesto fronterizo de Peñas Blancas.

Pero la respuesta del homólogo tico fue que en la medida que se vayan disminuyendo los riesgos por la influencia del huracán en la zona del área primaria de la aduana, se habilitarán los puestos dando prioridad a viajeros y en cuanto se tenga espacio se podrá ir despachando paulatinamente las cargas que van saliendo al resto de Centroamérica, así como las que van ingresando a Costa Rica, explicó Medrano.

"Esto quiere decir que va a depender de a qué hora ellos determinen vamos a trabajar ahí en Peñas Blancas, dependemos de eso", valoró Medrano.

"Ahorita está prácticamente cerrada la aduana de Costa Rica... ellos tienen alrededor de 5 kilómetros de contenedores al lado tico y nosotros también tenemos otra cantidad, porque no se pueden trasladar de un lado para el otro. Entonces, si esto lo dejamos hasta el lunes que vuelvan a abrir, la fila va a ser tremenda y ahorita el comercio nos está presionando, la empresa privada nos está presionando que necesitan sus mercancías para poderlas realizar y eso realmente es lo que necesita nuestra economía para que se dinamice, que la mercancía esté en compra y venta, que es donde debería de estar", agregó.

Por su parte el Ministro de Comercio de Nicaragua, Orlando Solórzano, valoró que es comprensible que se deben tomar las medidas de prevención con relación a este tipo de emergencias, "pero creemos que esas medidas de prevención deben ser adecuadas a la situación y que el libre comercio y el transporte tenemos que facilitarlo y hacerlo efectivo lo más rápidamente posible".

"Creemos que limitar más allá de lo necesario por las condiciones del huracán, limitar más allá de lo necesario el comercio y el transporte viene a aumentar los perjuicios del propio huracán", concluyó Solórzano.