Elevando una oración a Dios, el Pastor Augusto Marenco, envió un mensaje de fe, confianza y esperanza e invitando a las familias nicaragüenses a permanecer en constante oración, ante la llegada del huracán Otto a territorio nicaragüense.

En su mensaje, Marenco dijo que hay una red inmensa de líderes cristianos y evangélicos en nuestro país orando por Nicaragua, para que el señor nos siga protegiendo.

“Quiero enviar un mensaje de fe, mensaje de confianza y esperanza, invocando el salmo 91, que dice: “el que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente, diré yo a Jehová: esperanza mía y castillo mío, mi Dios en quien confiaré…”

El líder religioso hizo un llamado a los pastores y líderes del Caribe a que abran los templos para que se conviertan, si es necesario, en Centros de Refugio.
 
“La Iglesia Evangélica está creyendo en la protección divina y tiene confianza en la mano poderosa de Dios”.
 
“Hoy en el nombre poderoso de Jesucristo, declaramos sobre todo nuestro territorio la bendición del poderoso Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, e invitamos a los nicaragüenses a que permanezcamos en oración mientras este huracán cruza el territorio, pidiendo por los demás hermanos de otros países que enfrentan esta situación”.

Que Dios apoye y guíe a las autoridades

El Pastor Evangélico destacó la preocupación y el excelente trabajo del Gobierno ante esta situación, ya que si vienen estos fenómenos y estamos preparados los daños serán menos, por ello también pidió al Creador que bendiga continúe dando sabiduría al Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo y a todo el pueblo de Nicaragua.