El Gobierno Sandinista, sostuvo una reunión con representantes del sector industrial y CONAGAN, a fin de tomar medidas para la protección de la ganadería ante la presencia del fenómeno climático ‘Otto’, que se espera impacte en Nicaragua en las próximas horas.

Como resultado de esta reunión, se está alertando a todos los productores del fenómeno y se adoptarán las siguientes medidas:

1. Llevar el ganado a lugares altos.

2. Evitar ubicar el ganado en corrales que puedan ser objeto de inundación.

3. No realizar el traslado de ganado, ya que podrían perderse por la crecida de los ríos.

4. Proteger a los terneros y resguardarlos en lugares seguros.

5. Abastecerse de alimentos y medicamentos para la ganadería, especialmente los relacionados a enfermedades respiratorias y neumonía.

6. Estar pendientes de todas las alertas que se emitan a nivel nacional.

En las fincas también debe garantizarse la provisión de alimentos y medicinas para las personas.

Las organizaciones del sector privado difundirán estas alerta entre todos sus agremiados, mientras que el Gobierno lo hará a través de los medios de difusión pública.