El Buen Gobierno Sandinista, a través del Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR), y la empresa privada, llegaron a un acuerdo importante este martes, anunciando la aprobación del incremento al techo del precio de la vivienda de interés social, pasando de 20 mil a 23 mil dólares.

Es decir, que las familias nicaragüenses, que opten por una vivienda de interés social cuyo precio se de hasta 23 mil dólares, podrán optar a un bono o subsidio otorgado por el Gobierno, por un monto de 2 mil dólares.

Autoridades del Fondo Social de Viviendas (Fosovi) del Invur, informaron que, este importante acuerdo, se logró tras sostener varias sesiones de trabajo con los desarrolladores urbanísticos y la banca privada, y como parte del Modelo de Diálogo, Alianzas y Consensos que promueve el Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

De estas sesiones de trabajo, se ha llegado a acuerdos para agilizar procesos y facilitar a más familias el acceso a una vivienda digna, una vivienda segura, con diversos incentivos.

El Presidente de la Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur), Héctor Lacayo, detalló que la ampliación del techo de la vivienda, de 20 mil a 23 mil dólares, es para que las familias puedan optar a los beneficios de ley (Ley de Vivienda de Interés Social).

“Las familias van a poder tener los beneficios del subsidio, la tasa de interés del 2.5%, con una tasa preferencial del 7.13%; con una exoneración ante el Registro Público de la Propiedad, y también van a poder tener un Bono Directo de hasta 2 mil dólares (otorgado por el Invur)”, precisó.

Explicó que, como parte de estos acuerdos con el Gobierno y la empresa privada, se ha logrado incrementar el techo del salario mínimo en cuanto a la adquisición de la vivienda.

“Anteriormente, las familias que podían optar a la adquisición de la vivienda, tenían que tener un límite de 4 salarios mínimos para poder gozar de estos incentivos; actualmente hemos logrado, poder aumentar este rango hasta 7 salarios mínimos”, dijo.

Indicó que con estos ingresos demostrables (de 12 mil a 36 mil córdobas), las familias nicaragüenses van a poder adquirir una vivienda de interés social, de un precio de hasta 23 mil dólares.

“Como desarrolladores hemos acordado que se va a entregar la Declaratoria de Vivienda de interés social, en un máximo de 5 días para los nuevos proyectos que vamos a desarrollar durante el 2017”, anunció.

El Presidente de Cadur, indicó que ya en este mes, dos proyectos urbanísticos que están dando inicio, estarán ofertando unas 2 mil viviendas a las familias nicaragüenses.

Lacayo destacó que todo este crecimiento del sector vivienda, también se debe a esa buena voluntad de la banca privada, la cual ha colocado hasta 630 millones de dólares para financiar la compra de viviendas; es decir el 15% del monto total de lo que ha colocado en financiamientos.

La Co Directora del Invur, compañera Vanesa Gómez, valoró que esta ampliación de la cobertura de la atención de las familias nicaragüenses en cuanto a la vivienda de interés social, es sin lugar a dudas parte de los logros obtenidos del modelo de Alianzas, Diálogo y Consensos entre el Gobierno y la empresa privada.