El Nuncio Apostólico, Fortunatus Nwachukwu, aseguró que está en oración por el pueblo de Nicaragua ante la inminencia del paso del huracán Otto por el territorio nacional.

El religioso llamó al pueblo nicaragüense a estar atento a las recomendaciones de las autoridades pertinentes.

“Como hombre de la Iglesia nosotros vamos a acompañar a la población con las oraciones”, dijo.

“Invitamos nosotros a los ciudadanos a escuchar bien, a seguir las guías que van a dar las oficinas del Gobierno”, agregó.

Nwachukwu señaló que así como lo ha hecho ante los terremotos, “el Gobierno va a reaccionar muy prontamente a esta situación”.

El religioso reiteró que él estará siempre en oración y con los mejores deseos de que no se pierdan vidas.