Como parte de la vigilancia y monitoreo constante que el Gobierno Sandinista mantiene sobre el comportamiento de la tormenta tropical Otto, misma que se ha intensificado durante las últimas horas, la mañana de este martes se ha extendido la Alerta Amarilla hacia los departamentos de Boaco y Rivas.

Producto de la intensificación de sus vientos y el riesgo que representaría para la población de las zonas bajas del Caribe Sur, a través de un comunicado emitido por el SINAPRED el Gobierno ha orientado mantener la Alerta Amarilla para los departamentos de Chontales, Zelaya Central, Río San Juan y la Región Autónoma del Caribe Sur, al mismo tiempo que la ha ampliado hacia los municipios de los departamentos de Rivas y Boaco.

En el comunicado se orienta a las delegaciones departamentales, regionales y municipales del SINAPRED a mantener coordinaciones con las comisiones de trabajo sectorial y municipalidades a ejecutar los planes de respuesta garantizando la atención oportuna a las personas en los territorios que se encuentren afectados.

“Queremos reiterarles que debemos mantener las medidas que se han estado dando a conocer desde el inicio de la evolución de este evento, por instrucciones del Comandante Daniel (Ortega) y la Compañera Rosario (Murillo), (porque) es una prioridad de nuestro Gobierno mantener todas las medidas que coadyuven a salvaguardar, proteger la vida de nuestra población, sus bienes, como decía la declaratoria, y los del Estado”, manifestó Xóchitl Cortez, Co-Directora del SINAPRED.

Cortez recordó que la Alerta Amarilla es una medida de prevención y disposición de recursos y medios para brindar una respuesta oportuna a la población en caso de ser necesaria.

Por su parte, Fidel Moreno Briones, aseguró que el Gobierno está tomando todas las medidas pertinentes para garantizar la vida de las familias nicaragüenses, siendo parte de estas medidas como el fortalecimiento de la organización comunitaria a través de la puesta en práctica de distintos ejercicios de protección multiamenazas.

“Creo que lo más importante es que nuestro pueblo tome conciencia de los riesgos y evidentemente frente al riesgo actuemos en correspondencia. Si bien el fenómeno se está moviendo más hacia el sur, se prevé que se mueva hacia la frontera con Costa Rica, en Managua capital tenemos alta vulnerabilidad a las lluvias y estamos en el cono de lluvias proyectadas por el posible huracán así que tenemos que afinar todos nuestros planes de respuesta frente a este tema”, dijo Moreno.

Otto podría convertirse en huracán la noche de este martes

El Director de Meteorología del Ineter, Ing. Marcio Baca, informó que la Tormenta Otto aún se encuentra estacionaria a unos 520-530 kilómetros al sureste de la ciudad de Bluefields y se espera que a lo largo de este día presente pocos cambios en relación a su trayectoria.

“Para mañana posiblemente Otto comience a manifestar ligeros cambios e inicie un proceso de aproximación al territorio nacional a un punto que se ubicará entre la ciudad de Bluefields y Costa Rica, pareciera que ese movimiento va a ser más hacia el sur de lo que se había estado observando el día de ayer”, sostuvo.

Según Baca, Otto mantiene la intensidad de tormenta tropical de 95kph con vientos sostenidos, aunque ya está manifestando indicadores de una posible intensificación dado que esta mañana se reportó un descenso en su presión en el Centro de la tormenta, lo que podría ser un reflejo de la intensificación.

“El Centro Nacional de Huracanes está previendo que posiblemente esto pase ya a una categoría superior, estamos hablando de una categoría de huracán, hoy por la noche o el día de mañana miércoles en horas de la mañana, por tanto, sus vientos se incrementarían posiblemente a unos 120 o 130 kph”, puntualizó el funcionario de Ineter.

Baca explicó que Otto lleva una trayectoria más hacia el Sur, por lo cual se espera que se aproxime a la frontera de Nicaragua con Costa Rica pero siempre trasladándose sobre el territorio nacional y afectando toda la zona del sur del país.