Un poderoso sismo con epicentro frente a la costa noreste de Japón causó el martes que numerosos habitantes huyeran hacia tierras altas y reavivó las preocupaciones sobre la planta nuclear de Fukushima, la cual fue destruida por un tsunami hace cinco años.

Pudo verse una gran cantidad de vehículos que se alejaban de la costa antes del amanecer después de que las autoridades emitieran una alerta de tsunami y exhortaran a los residentes a que se dirigieran de inmediato hacia tierras más altas. La alerta fue levantada casi cuatro horas después.

El movimiento telúrico de magnitud 7.4 ocurrió en la misma región devastada por un tsunami en 2011 que causó la muerte de unas 18,000 personas. De hecho, se determinó que este terremoto es un de las tantas réplicas que ha tenido el sismo de hace cinco años atrás, el cual fue de magnitud 9.0.

Había informes sobre daños menores y de 14 personas que sufrieron lesiones leves, de acuerdo con la televisora japonesa NHK. Entre los afectados estuvieron una anciana de sobre 80 años y tres en los sesenta.

El sismo remeció edificios en Tokio, a 240 kilómetros (150 millas) al suroeste del epicentro. Asimismo, los servicios de tren del este de Japón quedaron parcialmente suspendidos tras el seísmo.

La NHK también difundió el video tomado por una persona de una corriente de agua que se adentraba a gran velocidad hacia un río o canal, pero sin rebasar la altura del muro de contención. La imagen evocó el desastre de 2011, cuando tsunamis más grandes desbordaron ríos y las crecidas arrasaron barrios completos.

Mientras, el ministro portavoz del Gobierno, Yoshihide Suga, informó de que el proceso de evacuación en las zonas afectadas se había llevado de manera adecuada y pidió a los afectados que siguieran de cerca la información.

"He dado las instrucciones a los miembros de mi Gabinete en Tokio para recaben la información necesaria y aseguren absolutamente la seguridad", aseguró por su parte el primer ministro nipón, Shinzo Abe, en una declaración a los medios en Buenos Aires, donde se encuentra de viaje oficial.

Olas de tsunami llegan hasta la costa

La más alta alcanzó 1.4 metros (4.6 pies) en la bahía de Sendai. Un aviso de tsunami para olas de hasta un metro (tres pies) continuaba vigente a lo largo de la costa.

La compañía operadora de la planta Dai-ichi, de Fukushima, dijo que no había anormalidades visibles en las instalaciones, aunque se detectó que la marea había aumentado un metro en la costa.

La planta fue inundada por el tsunami de 2011, tres reactores se averiaron y hubo fuga de radiación hacia las zonas circundantes. La planta continúa siendo desmantelada, pero la situación sigue siendo grave porque la empresa aún no resuelve cómo retirar todas las barras de combustible y escombros que tienen radiactividad, y qué hacer con los núcleos de los reactores fusionados.

La operadora TEPCO dijo queuna bomba que suministra agua fría alestanque de combustible empobrecido en la planta cercana Dai-ni, de Fukushima, dejó de funcionar temporalmente, pero ya está trabajando de nuevo. Ambas plantas son administradas por TEPCO, con sede en Tokio.

Naohiro Masuda, jefe de la unidad de desmantelamiento de TEPCO, dijo creer que la bomba fue apagada por un sistema de seguridad automático debido a la agitación del agua en el estanque.

Afirmó que las labores de desmantelamiento en la planta Dai-ichi fueron suspendidas de manera temporal a causa del sismo.

El Servicio Geológico de Estados Unidos fijó la magnitud del sismo en 6.9.