Una brigada de médicos franceses de la organización Cirujanos de la Esperanza realiza desde el pasado sábado 10 operaciones de corazón abierto para corregir problemas cardíacos en menores de edad.

Hasta este lunes el equipo de 10 médicos de Cirujanos de la Esperanza y más de 30 médicos y personal auxiliar nicaragüense habían intervenido a 4 pacientes. La jornada de cirugía está programada para finalizar el próximo jueves.

El Doctor Gerardo Mejía, coordinador nacional de Cirujanos de la Esperanza, destacó que al concluir este año en el país se habrán realizado 157 operaciones de corazón abierto, un hecho que calificó como extraordinario.

Mejía señaló que el centro donde se realizan las operaciones en el Hospital La Mascota es el de más alto nivel en la región, porque cuenta con todas las condiciones y se continúa equipando con las mejores capacidades posibles.

"En años anteriores habíamos realizado hasta 60 cirugías, pero este año las sobrepasamos. Es importante mencionar que este año además de las brigadas, el equipo local ha seguido operando entre una brigada y otra, lo cual era el objetivo porque no podemos depender solamente de las brigadas. El equipo local se ha consolidado mucho, es un equipo que está realizando cirugías que antes aquí no se podían hacer. La meta que tiene este centro, por la capacidad instalada, es llegar a practicar 300 cirugías gratuitas", aseguró el doctor Mejía.

La vida de los niños es lo más importante

En la sala de recuperación se encuentran los niños recién operados, el personal médico que los asiste y el padre o madre del menor.

Herenia Díaz, madre de una menor de 5 años, procedente de Río San Juan, está feliz porque su pequeña hija podrá disfrutar de una vida normal tras ser operada del corazón.

"Para mí esto es muy bueno, amo a mi hija y estoy aquí dándole gracias a Dios porque todo salió bien. También le doy gracias a los médicos, a los miembros de la brigada porque su apoyo es muy importante para salvarle la vida a nuestros hijos", dijo sonriendo.

"Estamos viendo que para nuestro gobierno la vida, la salud y el buen vivir de los niños es muy importante, por eso es que este centro existe y nos atiende de manera gratuita. Gracias a Daniel y a Rosario porque nos están garantizando este derecho que antes no teníamos porque nos lo habían arrebatado", señaló Díaz.

Brenda Díaz, madre de un menor de un año de edad, mencionó que el servicio prestado por los médicos es excelente y de muy alto nivel.

"Quiero agradecer a la brigada que hace esto posible, estas cirugías son muy costosas y muy necesarias porque salvan vidas", indicó.

Cirujanos de la Esperanza es una organización con sede en New York que desde el 2007 comenzó a trabajar con el Gobierno Sandinista, apoyando al Ministerio de Salud y al Hospital La Mascota en la realización de operaciones de corazón abierto para corregir problemas cardiacos en niños de escasos recursos.

Gracias al apoyo de la organización cada año en Nicaragua se realizan decenas de cirugías complejas y muy costosas, de forma gratuita.