No darle tregua al mosquito transmisor del zika, chikungunya y dengue, es la prioridad del Ministerio de Salud, que con sus brigadistas se presentó en el barrio 25 Aniversario del Distrito III, para fumigar todas sus viviendas en una muestra del compromiso por erradicar las enfermedades de nuestras comunidades.

En este populoso barrio, las familias abrieron sus puertas desde muy temprano para permitir el ingreso de los brigadistas, los que además de fumigar, daban recomendaciones para evitar enfermarse por culpa de estos peligrosos virus.

La doctora Karla Olivas reafirmó que con tal de eliminar todo vestigio de los criaderos de zancudos, el Ministerio de Salud no descansa en los barrios.

“Nosotros seguimos tanto, en lo que es la sensibilización, en lo que es la abatización casa a casa, en la destrucción de criaderos y en la fumigación, que persigue eliminar el mosquito adulto, el que anda volando y picando, mientras la sensibilización es con el fin que la gente tome conciencia de que es importante la eliminación y destrucción de criaderos”, señaló Olivas.

Añadió que esta lucha no debe parar por ninguna circunstancia, incluso en esta época que las lluvias han cesado en muchas regiones del país.

“Vamos al periodo más difícil porque el agua quedó, los recipientes quedaron con agua en los patios de las casas y si eso nosotros no lo eliminamos, eso se nos puede convertir en una epidemia, siempre al final de año tenemos problemitas, queremos evitar cualquier problema que se nos pueda dar a final de año y que pueda causar una epidemia”, subrayó Olivas.

En este barrio las familias se sumaron a la jornada, como es el caso del señor Roberto Membreño, que aplaudió cada una de las campañas en pro de llevar salud, algo que deben aprovechar cada vez que vean un brigadista.

“No podemos dejar solos a los brigadistas, debemos sumarnos a estas jornadas que lo que buscan es el beneficio de la población para no enfermarnos”, dijo don Roberto.

“Cada vez que vienen les permito la entrada porque ellos buscan el bien del pueblo, por eso yo aconsejo a los vecinos que sean aseados, que no tiren la basura a la calle, que limpien sus patios, si hacen eso seguro no se enfermaran”, comentó Karla Sotelo, que reside frente al parque de la comunidad.