Los tradicionales platillos típicos nicaragüenses, como la carne, el pollo y hasta peliguey asado, es parte de los atractivos y delicias que saborean los fines de semana en la gran sultana, tanto los granadinos como visitantes que llegan a las Ferias en Amor a Nicaragua, no se quedan con las ganas de adquirir y consumir estos sabrosos platillos.

Al ritmo de música y animación en vivo, marimbas, y bailes tradicionales, las familias saborean las diversas sopas que en estas ferias se sirven acompañados de chile criollos y las sonrisas de quienes las preparan.

El ambiente de feria inicia a eso de las nueve de la mañana, cuando los protagonistas ubican sus productos en los distintos espacios. Las primeras compras que realizan los visitantes son de algunos productos de la canasta básica; al llegar al medio día inician a servirse los diversos platillos de nuestra gastronomía.

El vigoron, baho, chancho con yuca, nacatamales, tajadas con queso y tamales, son otros de los platillos apetecidos por los locales, quienes deciden acompañarlos con sus respectivos refresco naturales o batidos de frutas.

En estas ferias las familias que las visitan, no solo consume los productos, también aprecian de nuestro folklore nacional, donde los artistas locales comparten de un repertorio completo de músicas y danzas tradicionales, por lo que también es un espacio para que los artistas demuestren y desarrollen sus talentos.

Este fin de semana la feria en Amor a Nicaragua, que impulsa el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través de la Alcaldía del Poder Ciudadano de Granada, en coordinación con el Ministerio de Economía Familiar Cooperativa, Comunitaria y Asociativa, el Instituto Nicaragüense de Turismo y protagonistas del Programa Usura Cero, se realizó en el Parque Central Colón.