Unos 350 emprendedores, en su mayoría protagonista del Parque de Ferias, están siendo capacitados por el Ministerio de Economía Familiar Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (Mefcca) y el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific) sobre el registro de marcas y propiedad intelectual a fin de que estos puedan proteger sus productos y marcas.

“La idea es darles a conocer a los empresarios nicaragüenses la importancia que tiene proteger sus marcas, (porque) los empresarios tienen excelentes productos y en algunos casos lo único que hace falta es ponerle nombre a ese producto para que el consumidor pueda identificarlos”, refirió Harry Peralta, Director General de Registro de la Propiedad Intelectual del Mific.

Peralta aseguró que el registro de la marca es una garantía para que los productos nuevos que van saliendo al mercado, y los que ya tienen aceptación, sean reconocidos por los consumidores.

“Cuando uno logra consumir un producto que lo enamora luego se le dificulta ubicar ese producto en los supermercados, en el comercio, pero si tiene un nombre me facilita la forma de ubicarlo y la aceptación de una marca es prácticamente la aceptación al producto”, añadió Peralta.

Según Peralta, que en los últimos años en Nicaragua se ha venido avanzando en el tema de propiedad intelectual, ya que la cantidad de marcas a registrarse anualmente se ha triplicado pasando de 1000 a 10 mil cada año.

“La gente empieza a entender la importancia de la propiedad intelectual, a proteger su producto y ha sido un éxito, además que como oficina estamos agilizando (el proceso) porque ese era un obstáculo para que el empresario acudiera a nosotros y hoy en día le brindamos todo el apoyo para que sientan que no hay obstáculos, que todo es más fácil”, declaró.

Karen Tijerino lleva un año elaborando dos tipos de cerveza artesanal que comercializa bajo el nombre de Pinolera y para ella es muy importante que iniciativas como la suya cuenten con el debido registro de su marca para proteger el producto y facilitarles a sus consumidores la identificación del mismo.

“Es algo que muchos no valoramos y después nos llevamos muchos problemas al no saber si existe la marca, si la podemos usar y proteger el nombre”, dijo Tijerino.

Para Humberto López Martínez el registro de marca permite que productos como el Chocolate “Favorito”, que elabora y comercializa junto a otras nueve personas, asociadas en una pequeña cooperativa del sector de Siuna, puedan ser localizados en el mercado Nacional.