Con una función espectacular en la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío (TNRD), la Escuela Nacional de Ballet (del Instituto Nicaragüense de Cultura) celebró la noche de este domingo su V Graduación, cuyos estudiantes ahora forman parte de ese cuerpo de profesionales del ballet.

El Arquitecto Luis Morales Alonso, Co Director del INC, felicitó a los padres y madres de familia de estos cinco graduandos de la Escuela Nacional de Ballet.

“El ballet es una forma de expresión muy particular, muy especial. Ha tomado mucha popularidad en Nicaragua, y a nosotros nos interesa poder aportar eso; entregarles a nuestro pueblo estas expresiones bellas del ballet clásico, que es de origen europeo, pero que también se ha hecho en América Latina”, sostuvo Alonso.

Destacó que Nicaragua tiene la dicha que la Escuela Nacional de Ballet fue fundada tras el triunfo de la Revolución Popular Sandinista, en 1988.

“Esto es fruto de todo ese esfuerzo y toda esa entrega de los maestros y los artistas, para que hoy tengamos eses ballet de calidad”, indicó.

El Director General de la Escuela Nacional de Ballet, maestro William Herrera, destacó que esta graduación es un gran paso para este arte en Nicaragua.

“Sigue este país promoviendo el arte y la cultura; sigue nuestro Gobierno formando a los grandes artistas de Nicaragua, y eso nos llena de mucha alegría y motivación”, refirió.

Rememoró que el Gobierno Sandinista reabrió esta Escuela Nacional de Ballet en 2009, y a partir de eso se han dado cuatro graduaciones más.

“Sin el apoyo del Gobierno no podríamos nosotros seguir floreciendo el ballet. El Gobierno ha logrado fortalecer siempre el arte y la cultura en Nicaragua”, valoró muy emotivo el maestro Herrera.