La depresión tropical se convirtió este lunes en la Tormenta Tropical Otto, y podría ser un inusual huracán para los próximos días.

Por el momento, tiene vientos sostenidos de 50 millas por horas y no registra movimiento alguno.

En Nicaragua, se decretó la Alerta Verde en la Costa Caribe Sur, Chontales, Zelaya Central y Bluefields.

Según el Centro Nacional de Huracanes, de Estados Unidos, el fenómeno podría convertirse en huracán el día miércoles.