Lo anterior es parte de las afirmaciones hechas por el Ministro de Hacienda y Crédito Público, compañero Iván Acosta, quien sostuvo un intercambio con los diputados de la Asamblea Nacional, en torno a las prioridades establecidas por el Gobierno Sandinista del comandante Daniel Ortega Saavedra en el proyecto de Presupuesto General de la República 2013, que se fundamenta en mantener los programas sociales y económicos que están restituyendo derechos.

“La asignación de los recursos se mantiene en coherencia con el Programa Económico Financiero (PEF) y el Plan Nacional de Desarrollo Humano (PNDH) , garantizando el financiamiento sostenible de los programas y Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional Unida Nicaragua Triunfa”, indicó Acosta.

De esta manera en el presupuesto se establecen proyectos dirigidos a aumentar la inversión en infraestructura económica y social, para mejorar las condiciones de un mayor crecimiento económico, el desarrollo del capital humano y la seguridad ciudadana.

El objetivo de la política es mantener el gasto público estable con respecto al PIB, manteniendo como principios de esta  política social la gratuidad y subsidio directo de los principales servicios que se brinda a los sectores vulnerables, la cual continuara implementándose en el 2013.

Acosta detalló que se estima para el 2013 un crecimiento del 4.1 por ciento, lo que estará soportado por el dinamismo que experimenten el sector construcción, pecuario e industria manufacturera. También se proyecta una disminución paulatina de los niveles de inflación llegando a un 7.3 por ciento.

“En materia de ingresos, la política es continuar mejorando la recaudación y la administración tributaria con la finalidad de que de manera gradual la recaudación nacional se constituya en la principal fuente de recursos que financie el Presupuesto General de la República”, indicó el funcionario sandinista.

Mayores recursos para inversión pública

En términos salariales, subrayó que se tiene contemplado un ajuste del 7 por ciento en general, a excepción del sector educativo y salud que será del 9 por ciento. Se tiene aprobado la incorporación de 600 nuevas plazas para maestros, 600 para salud y 415 nuevos policías.

Explicó que en el 2013 se están asignando mayores recursos a la inversión pública, garantizando un monto de gasto de capital de 12 mil 141.2 millones de córdobas, que representan un incremento del 16.9 por ciento con respecto al 2012.

El Programa de Inversión Pública (PIP) 2013 es de 13 mil 401 millones de córdobas, lo que representa el 5.2 por ciento del PIB, de este monto 10 mil 504.3 millones corresponden al Gobierno Central y 2 mil 896.8 millones a entidades autónomas

Acosta detalló que el PGR del 2013 asciende a 45 mil 288.4 millones, superando en 4 mil 424 millones al presupuesto modificado de ingresos del presente año, lo que significa un incremento del 10.8 por ciento. La mayor recaudación proviene de los ingresos tributarios en un monto de 41 mil 832.3 millones, es decir el 92.4 por ciento del total de los ingresos.

Explicó que el Presupuesto General de Egresos asciende a los 47 mil 754.9 millones de córdobas. El déficit fiscal global es de 2 mil 466.4 millones.

“El proyecto de presupuesto continúa privilegiando el gasto de reducción de la pobreza y el gasto social. la activación de nuevos programas de gasto social y la universalidad de los servicios de educación y salud, así como la inversión en infraestructura y de desarrollo municipal y el gasto en el sector rural, son los factores fundamentales”, dijo Acosta.

Del monto total del presupuesto 2013, lo asignado a los servicios sociales por un monto de 26 mil 986. 5 millones están distribuidos en sectores de educación, salud, vivienda y servicios comunitarios, servicio social y asistencia social, servicios recreativos, culturales y religiosos.

Detalló que otros sectores que reciben montos importantes de recursos hasta por 7 mil 795 millones de córdobas, tienen que ver con infraestructura vial, agropecuario y forestal,  fomento industria, comercio, energía, minas, turismo y desarrollo rural, representando el 16.2 por ciento gasto total.