Casi un centenar de localidades del extremo sudoccidental de Costa Rica reportan hoy daños de consideración causados por varios días de lluvias derivadas de un sistema de baja presión.

De acuerdo con un reporte de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias, el temporal ha afectado a más de mil viviendas en 95 comunidades de esa región y obligado a alrededor de 300 personas a buscar refugio en albergues organizados por las autoridades.

Las zonas que más fuerte han sentido el impacto de las lluvias son

Corredores, Golfito, Osa y Coto Brus, cercanas a la frontera con Panamá.

También se reportaron deslizamientos de tierra que bloquearon algunas rutas y mantienen aisladas a varias comunidades.

Según informó el Instituto Meteorológico Nacional, el sistema de baja presión se mantiene estacionario en el suroeste del mar Caribe, frente a las costas costarricenses, y el pronóstico presagia la continuación de las lluvias y la llegada de un nuevo frente frío.