El ambiente mariano invadió el Parque Nacional de Ferias este fin de semana, cuando artesanos y productores de Masaya presentaron la variada oferta de productos tradicionales para la gorra de la Purísima.

Matracas, maromeros, chichiles, escobitas, indios, gofios, cajetas de leche y coco, caramelos rayados, entre otros se empezaron a ofertar desde este sábado en la Feria de la Gritería y Dulces Tradicionales para los promesantes que desde ya buscan la gorra para celebrar sus Purisimas.

Cristina Potoy afirmó que esta feria presenta una oportunidad para la familias de artesanos puedan dar a conocer sus productos y venderlos sin intermediarios, a precios justos y solidarios.

"Es una buena opción para los productores y el consumidor, porque venimos a dar el producto a precio favorable que se acomoda al bolsillo del que va a celebrar su purisima. Todo lo tenemos a precio favorable ya que el Gobierno promueve este tipo de ferias", dijo.

Potoy oferta productos como las escobitas y los indios a 320 córdobas el cien, matracas a 400 Cordobas, el 100 de banderillas a 300, el marinero a 320, pito a 80, las canastitas para los dulces a 300 córdobas el 100 y 450 córdobas el 100 de chichiles.

La joven Edipsa López, también de Masaya, se presentó a la Feria con su oferta de productos muy tradicionales elaborados por las manos de artesanos de Masaya, muñecas de trapo de distintos tamaños que van desde los 45 a los 120 córdobas la unidad.

Juana Mercedes Herrera, originaria de Masaya, elabora los tradicionales dulces como toronjas, cajeta, coyolito, de coco con precios que van desde los 30 Cordobas la bandeja y al por mayor a 25 Cordobas.

Tania Flores y su familia tienen una dulceria y para la próxima celebración mariana han preparado una variada oferta de churritos, crocantes, gofios, huevos chimbos, coyolitos, cajetas de leche y de coco a precios solidarios desde los 15, 20, 25 y 50 córdobas.

"Tenemos juguetes de madera, carritos, caballitos, guitarrita, de todo un poco con precios realmente bajos y al alcance de todos", dijo Mercedes Chavarria.

Los productores y artesanos destacan el espacio como una oportunidad para comercializar sus productos directamente y al mismo tiempo incentivar a otros productores a presentar los diversos productos característicos de la temporada.