Los expertos en estrategias educativas, José Antonio Zepeda y Maritza Espinales, opinaron que el proceso de matrícula en las diferentes modalidades que realiza el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Educación, es oportuno y eficaz porque permite a las familias planificar con anticipación la entrada al nuevo periodo escolar en el 2017.

“Podemos decir que los datos estadísticos no están demostrando que el 100 % de muchachos que aprobaron limpiamente el primer grado y el segundo, están pasando inmediatamente al nivel superior, lo cual implica que la familia está asumiendo ese reto, ese compromiso y que obviamente eso facilita la atención adecuada para las familias”, dijo Zepeda, que también es Secretario General de ANDEN.

Recordó que es la segunda ocasión que se realiza el proceso de matrícula para el próximo ciclo escolar en noviembre, lo que ha sido bien acogido por los padres y madres, que ya no tienen que perder tiempo en grandes filas.

“Ahora estamos haciendo una matrícula directa de tal manera que este muchacho, ya quede inscrito, ya quede ubicado en la sección y cuando vaya el próximo año a clase ya vaya ubicado y esto nos permite organizar las secciones y los niveles de organización escolar, así como los materiales que requerimos”, planteó el experto.

Agregó que este proceso de matrícula, permite conocer en que municipio o departamento se requieren más maestros, más pupitres y donde se requiere distribuir primeramente los materiales educativos.

“La primera ventaja de la matrícula adelantada es para la familia, porque el eje del Plan Nacional de Desarrollo Humano es la familia, esto permite que se organicen para buscar los materiales de estudiantes, preparar a los alumnos con los uniformes, porque ya una vez matriculado en noviembre, tiene todo diciembre y comienzo de año para que sus hijos empiecen las clases”, dijo la experta en educación superior Maritza Espinales.

Indicó que existe la certeza que cada año se incrementa la matrícula escolar, porque existe un compromiso de la responsabilidad compartida, entre padres, madres, docentes y gobierno, de que todos nos involucremos como comunidad educativa.

“Ahorita por ejemplo la Juventud Sandinista, los docentes están visitando a las familias para impulsar la matricula, igual se trabaja en que no exista abandono escolar, se les da seguimiento a los estudiantes, por eso decimos que la matricula ha aumentado anualmente y se mantiene”, puntualizó Espinales.