Niños y niñas de zonas urbanas, pero también de comunidades rurales de difícil acceso, son parte de los protagonistas de la nueva jornada de cirugías de fisura labial y/o paladar hendido, que realiza Operación Sonrisa de Nicaragua en conjunto con el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Salud.

Desde el lunes pasado 154 niños y niñas están siendo evaluados para una operación y de esa manera devolverles su sonrisa, un gran gesto de solidaridad y cristianismo que se realiza en alianza entre el gobierno y la organización Operación Sonrisa de Nicaragua dirigida por la señora Jaffa Coen.

La directora del hospital Alemán Nicaragüense, Maribel Hernández, manifestó que van por el tercer día de jornada médica, a un ritmo de 35 niños operados por día, los que reciben el amor y cariño de los médicos norteamericanos y nicaragüenses.

“La jornada han sido intensas porque han terminado prácticamente hasta en la medianoche, pero es importante destacar el entusiasmo y la dedicación de toda la brigada que ha estado trabajando con la contraparte nicaragüense”, señaló Hernández.

Jaffa Coen, presidenta de Operación Sonrisa en Nicaragua, agradeció el apoyo brindado por las autoridades del Gobierno Sandinista, que han permitido que los médicos norteamericanos utilicen las instalaciones médicos.

“Aunque el personal nicaragüense tiene tanto trabajo aquí, han apartado un espacio y nos han brindado lo que necesitamos para traer una brigada tan grande, que primeramente iba a operar a 130 niños, pero vimos la necesidad de subirlo a 150, estamos seguros que vamos a lograr esa meta, hoy llevamos 85 cirugías que han sido exitosas”, declaró Coen.

Es la tercera jornada de operaciones realizadas en este 2016, pues la idea es erradicar este tipo de malformaciones, algo que se puede hacer trabajando en conjunto y bajo un mismo interés, explicó Jaffa.

Entre los protagonistas se encontraba la niña Nohemí González, que era acompañada por su madre Noelia Gaitán, la que se mostró muy entusiasmada que se le opera la malformación de nacimiento en sus labios.

“Por medio del gobierno sabemos que el hospital está en muy buenas condiciones y los prestan para que nuestros hijos puedan ser operados aquí, por eso le damos muchas gracias al Presidente Daniel Ortega por mantener estas instalaciones adecuadas para que estas cirugías puedan ser realizadas”, dijo Gaitán.

Operación Sonrisa desde hace 22 años viene curando sonrisas en Nicaragua, alrededor de 4 mil pacientes en todo este tiempo.