Una lucha constante e indefinida están protagonizando los diferentes barrios del país, en contra del mosquito causante del dengue, chikungunya y zika, para eso se está triplicando los esfuerzos de fumigación, concientización casa a casa y la abatización para evitar la reproducción del zancudo.

En el Distrito VII de la capital, las brigadistas de fumigación y médicos, se disgregaron por diferentes barrios para hablar sobre la necesidad de practicar hábitos saludables de limpieza, de tal manera que pueda ayudar a mejorar los niveles de vida de las familias.

El doctor Santos Ortiz, epidemiólogo del Centro de Salud de Villa Libertad, indicó que visitaron más de 590 viviendas en el barrio Laureano Mairena, para dar continuidad a la lucha anti epidémica.

“Andamos en dos actividades, andamos haciendo la fumigación, la eliminación del mosquito adulto y vamos de casa en casa recordando a la población la importancia de la eliminación de criaderos y de depósito en sus viviendas”, dijo Ortiz.

Manifestó que a pesar que el invierno ya prácticamente concluyó, no se deben bajar los esfuerzos dirigidos a combatir los zancudos.

“Que la lluvia haya desaparecido no quiere decir que ya no hay riesgo de criaderos, porque siempre en la casa podemos dejar algo en nuestros patios y les cae agua, posteriormente se convierte en criaderos”, añadió Ortiz.

La población nicaragüense respalda y protagoniza cada una de estas jornadas de salud, como el caso de la señora Modesta López, que afirmó que la mejor manera de contribuir al esfuerzo que realiza el Ministerio de Salud, es mantener limpio de basura las viviendas, no provocar charcas.

“Estas jornadas están muy bien porque evitan las enfermedades, nosotros debemos de cuidarnos, hablar con nuestros vecinos que debemos mantener limpia nuestro entorno para estar protegido de los zancudos, debemos limpiar, hay que mantener aseado, eso evita muchas enfermedades”, indicó Reina Artola.