Un importante estudio dirigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en el que participaron cientos de científicos de todo el mundo, reveló que el número de personas que sufren de hipertensión se ha duplicado en 40 años. En la práctica esto significa que en la actualidad un total de mil millones de personas sufren de presión arterial alta.

La hipertensión es una condición en la cual los vasos sanguíneos están sometidos a una presión extra, lo que afecta no solo al corazón, sino que también al cerebro y a los riñones. Se trata de la principal causa de enfermedad cardiovascular a nivel mundial, que a su vez provoca accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos.

"La presión arterial alta mata a alrededor de 7,5 millones de personas en todo el mundo cada año", aseguró Majid Ezzati, autor principal del estudio y profesor de la escuela de salud pública del Imperial College de Londres.

Se trata de la mayor investigación realizada hasta ahora sobre el tema, para la cual científicos recopilaron datos de todos los países entre 1975 y 2015. De esta manera, descubrieron que la cifra de adultos con hipertensión creció de 594 millones a más de mil millones.

Sin embargo, los resultados también revelaron que la condición ha disminuido en los países más desarrollados, mientras que ha aumentado considerablemente en las naciones de menos recursos, sobre todo en África y el sur de Asia.

De esta manera, países como Australia, Canadá, Alemania y Japón tienen actualmente las tasas más bajas de hipertensión en el mundo.

"La presión arterial alta (...) es hoy un importante problema de salud relacionado con la pobreza", afirmó Ezzati.

Según los científicos, la razón de que la condición haya disminuido en países con más recursos y aumentado en las naciones más pobres, radica principalmente en la dieta. Claro, porque en el mundo desarrollado se registra un mayor consumo de frutas y verduras, así como también una menor ingesta de sal.

En este sentido, Ezzati señaló que de no introducirse políticas efectivas que permitan a los países pobres mejorar su dieta, no se alcanzará el objetivo impuesto por la OMS de reducir los casos de hipertensión en un 25% para el año 2025.

¿Cómo se puede prevenir?

La presión arterial alta es causada por una serie de factores, entre ellos una dieta baja en frutas y verduras, un estilo de vida sedentario y, en especial, un excesivo consumo de sal.

En relación a esto último, la OMS recomienda la ingesta de hasta 2 gramos de sodio (equivalentes a 5 gramos o una cucharadita de sal) al día. Sin embargo, el consejo dista mucho de la realidad, ya que los chilenos -por ejemplo- consumen 7.5 gramos de sodio al día, es decir, casi 3 cucharaditas.

Y esto solo si se considera el uso del salero y no la salque contienen los productos envasados. Es por esto que además de ponerle menos sal a las comidas, también es importante leer la información nutricional de lo que comemos y elegir aquellos productos libres o al menos bajos en sodio.

También se puede optar por sustitutos de la sal -como hierbas o especias- que resalten el sabor de las comidas, o bien consumir más potasio, un mineral que contrarresta los efectos negativos del sodio.

"Uno de los grandes beneficios de la ingesta de potasio es la regulación de la presión arterial, lo cual evita cuadros de hipertensión arterial", explica Edmundo Rodríguez, docente de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico.

El potasio se puede encontrar en carnes, pescados, leche, yogur, frutas (plátano, palta), verduras y frutos secos (almendras, nueces). Asimismo, en el último tiempo han aparecido algunos productos enriquecidos con el mineral, como una sal que tiene un 33% menos de sodio y a la vez aporta los beneficios del potasio.

"Logramos un buen sabor", asegura Silvia Durán, ingeniero en alimentos de Biosal, la marca que hace algunas semanas puso a prueba su producto elaborando una marraqueta gigante con Biosal Plus.

"Conseguimos un sabor muy amigable para el consumidor. Se logró un producto con las cualidades de siempre, buen volumen, color, la corteza crujiente, buen aroma, las mismas características de miga y un excelente sabor", concluyó Durán.