No más pisar el concreto del nuevo Estadio Nacional de Béisbol, los big leaguers nicaragüenses Juan Carlos Ramírez, lanzador de Los Angelinos, y Erasmo Ramírez, lanzador de Tampa Bay Rays, no pudieron disimular el orgullo de que en 2017, Nicaragua contará con un coliseo deportivo a nivel de Las Grandes Ligas.

Y es que efectivamente el estadio lo está construyendo el Gobierno de Nicaragua en base a parámetros y certificaciones de la Mayor League Baseball.

Ambos peloteros habían escuchado sobre la construcción del estadio, no obstante, este miércoles durante un recorrido por la obra manifestaron más abiertamente su satisfacción de que poco a poco se esté materializando el gran sueño de todo beisbolista nicaragüense: que el país cuente con una arena deportiva digna.

“Aquí en Nicaragua nunca había habido un estadio así, (pero) ahora con las facilidades que tenemos gracias al Gobierno vamos a poder jugar y sentirnos como dicen: en Grandes Ligas”, manifestó Juan Carlos Ramírez.

Para el pelotero esta es una infraestructura idónea en la que uno podrá asistir en familia y disfrutar de un buen espectáculo.

“No tiene nada que envidiarle a nadie. Es un estadio que la están haciendo completo, con todas las de ley”, expresó por su parte Erasmo Ramírez.

“Es un sueño, es una meta que se habían propuesto y la están logrando. Gracias siempre al Buen Gobierno que tenemos todo se está logrando”, manifestó Ramírez, quien dijo esperar que continúe el apoyo a la juventud y al deporte en general.

El tirador llamó a cuidar todas las infraestructuras recreativas que se están construyendo por toda Nicaragua.

Ambos deportistas dijeron esperar, si es posible, estar presentes el día de la inauguración.