La Comisión Interinstitucional para el Buen Uso y Manejo de la Pólvora, inspeccionó este martes los puestos autorizados para vender artefactos explosivos en la zona de Tiscapa, en Managua.

La Comisión está integrada por el Cuerpo Unificado de Bomberos, Policía Nacional, el Sistema para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Ministerio de Salud y Cruz Roja.

El compañero Norman Mora, de la Co Dirección del Sinapred, indicó que esta inspección es parte del Plan Nacional para el Manejo de Pólvora, para evitar de esta forma accidentes o tragedias.

“Estamos realizando inspecciones en cada uno de los puestos autorizados aprobados para realizar este comercio. Hay una serie de medidas orientadas, entre estas la no manipulación de artefactos explosivos en estado de ebriedad; y que la pólvora no la manipulen los niños”, sostuvo.

Por su parte, el Comisionado Mayor Mario Garmendia, Jefe de la Dirección de Armas y Explosivos, informó que desde el pasado 10 de noviembre, la Policía orientó a los comerciantes de pólvora que ya podían comenzar sus operaciones, y comenzar a instalarse.

“Estamos dando el banderillazo para que todos los comerciantes de pólvora puedan establecerse. Tenemos 241 tramos que ya están instalados a nivel nacional. Este año es probable que lleguemos a 500 tramos”, detalló.

Manifestó que se está garantizando que todos estos puestos, cumplan las medidas preventivas, para no tener ninguna complicación.

“Las recomendaciones que les damos a los comerciantes, es que cuenten siempre con un extintor, barril con agua, arena; no venderle a menores de edad y a personas en estado de ebriedad”, precisó.

También aseguró que los comerciantes no pueden trasladar la pólvora en transporte colectivo, sino que tiene que ser en transporte privado, y con la autorización de la Policía Nacional.

El Jefe de la Dirección General de Bomberos (DGB), Comandante Ramón Landeros, manifestó que lo importante es que estos puestos autorizados, cumplan con las medidas, para pasar unas fiestas de Purísima, Navidad y Fin de Año, de forma segura.

“No hay ningún plan perfecto, si no hay el involucramiento de la población. Le pedimos a las familias que harán uso de pólvora, que nos ayuden con dedicación para cumplir estos planes de seguridad”, manifestó.

El Comandante Landeros, expresó que una quemadura es para toda la vida; “y no queremos ver a niños quemados, o a cualquier otra persona”.

Para resguardar a las familias durante estas fiestas, el Comandante Landeros, indicó que el Cuerpo Unificado de Bomberos, dispondrá de 1 mil 900 bomberos, así como 133 vehículos de emergencia.

La comerciante de pólvora, Martha Ortiz, valoró que es importante que se inspeccionen todos los tramos, sobre todo para garantizar que los mismos cumplan con las normas establecidas por la Policía.